TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

DEMASIADA COMIDA Y FALTA DE EJERCICIO

¿Por qué la obesidad se ha convertido en una epidemia para perros y gatos?

Más de la mitad de nuestras mascotas caninas y felinas luchan contra el exceso de peso, un problema del que los humanos somos, en parte, culpables. El motivo: tratarlos como a un miembro más de la familia.

Los veterinarios aconsejan fijarse en la grasa en el vientre para saber si un animal de compañía está gordo

Scott Garner I Flickr Los veterinarios aconsejan fijarse en la grasa en el vientre para saber si un animal de compañía está gordo

Publicidad

Si estás acostumbrado a ver mascotas a tu alrededor te habrás dado cuenta de que a muchas de ellas les sobran unos kilitos. La alimentación y el sedentarismo de perros y gatos es la causa más directa de que un creciente número de estos animales rocen la obesidad. Y es que, en muchos casos, los tratamos como si fuera un miembro más de la familia... con todo lo que ello implica.

Como demostró una revisión de 69 estudios elaborada en 2014 en la Universidad de Liverpool, cada vez es más profundo el vínculo emocional y psicológico que los humanos desarrollan con sus mascotas. Un amor que casi siempre se expresa a través de la comida. Y claro, cuanto más comen, más felices creemos que están nuestros animales.

Sin embargo, todo esto puede traer consecuencias peligrosas para su salud. Al igual que ocurre con los humanos, la obesidad deriva en enfermedades como la diabetes, las cardiopatías o incluso la reducción de su esperanza de vida de las mascotas. Sólo hace falta echar un vistazo a los números para comprobarlo.

En un estudio realizado entre perros labradores de diferentes tallas se comprobó que aquellos que tenían sobrepeso (ni siquiera obesidad) vivían casi dos años menos que los que se encontraban en un peso ideal. De igual modo, otra investigación demostró que aquellas mascotas más gordas contaban con menor vitalidad, su calidad de vida era peor e incluso padecían más dolores y trastornos emocionales que aquellos que guardaban la línea.

Y no todo el problema radica en la cantidad de alimento, porque también influye el ejercicio que desarrollen y el tipo de dieta que sigan. Según un trabajo publicado en 'PLOS ONE' que analizó los resultados de un programa de régimen para perros, controlar los alimentos que ingieren y proporcionarles la clase de comida adecuada para ellos es efectivo para que los canes bajen de peso.

Por estas razones, los expertos en veterinaria y salud animal aconsejan tomar una serie de medidas para que tanto dueños como perros y gatos adopten un estilo de vida más saludable y las personas establezcan una relación sana con sus mascotas. Una que implique hábitos de alimentación beneficioso para su salud.

Publicidad