UNA HORA AL DÍA

UNA HORA AL DÍA

Por qué estás paseando a tu perro menos de lo que deberías

Un viaje a la esquina más próxima para la primera evacuación del día, otro a la misma esquina antes de la hora de comer y, como mucho, un paseo de unos diez minutos al acabar el día. Este es, para muchos perros, el hábito de paseo que le ofrecen sus dueños a diario. Y no, no es suficiente.

¿Cuántas horas debes pasear a tu perro?
¿Cuántas horas debes pasear a tu perro? | pxhere

Según un reciente estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Sidney, un 40% de los perros no pasean lo suficiente. Y sus efectos bien podrían hacerse notar de una forma directa en la salud de los propios canes: un idéntico porcentaje de los perros estudiados para la investigación padecían de sobrepeso.

¿Y cuál es esa cantidad de tiempo mágica que no alcanzan la mayoría de dueños con su querida mascota? Nada que suponga un esfuerzo titánico, a decir verdad: con dos caminatas al día de unos 30 minutos cada una, nuestro perro tendría más que suficiente para tener sus necesidades físicas cubiertas. Además, esa hora total de paseo es matizable: si se trata de un perro anciano, con algún tipo de lesión o de alguna raza de escaso tamaño, quizás dos paseos de unos 20 minutos pueden ser más que suficientes para que el perro esté activo.

Por supuesto, estas cantidades no varían según el sitio en el que esté el perro el resto del día: aunque muchos piensen que es suficiente, que el perro esté en un patio en casa no convalida ni un solo minuto de sus necesarios paseos diarios.

No en vano, en un patio de casa al perro le faltan un sinfín de cosas que puede encontrar de paseo: para empezar, la hora diaria de caminata le vendrá bien para socializar con otros perros, además de explorar los olores que hay esparcidos por el mundo y, por supuesto, jugar con sus iguales. Estas tres cosas serán más que suficientes para que el perro se ponga contento y vuelva alegre tras su expedición diaria.

Pero, además, a los perros les vendrá bien el paseo porque le permite pasar tiempo y socializar con humanos. Ni qué decir tiene que este beneficio es mutuo: al ser humano también le viene bien pasar tiempo con su mascota, que además puede catalizar algún tipo de relación social con otras personas que se encuentren paseando a sus perros.

En definitiva, y aunque un alto porcentaje no cumple con la cantidad diaria recomendada, dos vueltas al barrio de una media hora cada una reportan numerosos beneficios (y no solo para tu perro). A caminar se ha dicho.

Ciencia en TecnoXplora | Madrid | 10/08/2018

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.