TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

UNO DE LOS MISTERIOS DEL RETORNO DE STAR WARS

¿Por qué a Chewbacca no le salen canas?

Dos explicaciones sobre algo que ha escamado a los fans de la saga: una basada en la fantasía, y otra vinculada al mundo real.

Chewbacca y Han Solo

seestrena.com Chewbacca y Han Solo

Publicidad

El próximo 18 de diciembre se estrena la enésima y esperadísima aventura galáctica ideada por George Lucas. 'Star Wars Epidodio VII', dirigida esta vez por  J. J. Abrams, transcurre 30 años después de ‘El Retorno del Jedi’. En ella veremos a nuevos personajes con las viejas glorias de la primera trilogía: Luke Skywalker, Han Solo, la princesa Leia e incluso a Chewbacca, el Wookie que acompaña como fiel escudero a Harrison Ford.

Una de las preguntas que lanzan los fans al diseccionar con lupa el segundo teaser de la película es por qué Han Solo aparece con el pelo blanco y Chewbacca mantiene intacto su pelazo

Es evidente que la respuesta rápida hay que buscarla en el imaginario del universo 'Star Wars'. Un mundo irreal diseñado por Lucas pero alimentado por 30 años de marketing, guiones, series, videojuegos y fans.

Según el Wikia de Star Wars los wookiees, que ellos lo traducen como la Gente de los Árboles, "eran una especie de peludos humanoides bípedos que habitaban en el planeta Kashyyyk. [...] Su esperanza de vida era de unos 600 años”

Chewbacca tiene 200 años en la primera película de George Lucas, luego con 30 años más en el Episodio VII sus rasgos físicos no han evolucionado demasiado. Los wookies envejecen ocho veces más lentos que los humanos y, por lo tanto, las evidencias externas del envejecimiento tardan en aparecer más tiempo. Por eso no sale con canas.

¿Eso es todo? No. La verdadera respuesta la encontramos en el mundo animal real.

Las canas no son una coloración del pelo sino todo lo contrario. Todo nuestro pelo son canas tintadas por los efectos de la melanina. Cuando el desgaste de los folículos pilosos bloquea la síntesis de la melanina, el pelo no se tiñe de su color natural y acaba decolorándose y volviéndose blanco. Por tanto, mientras la producción de melanina sea sana y 'natural' el pelo conservará sus características.

Hay factores que influyen en ello. Por ejemplo, la producción y bloqueo de la melanina cambian entre las distintas especies animales e incluso entre los grupos étnicos humanos: a los caucásicos les salen canas en la treintena mientras que los que tienen la piel negra pueden aguantar más allá de los cuarenta.

Hay condicionantes genéticos y evolutivos en esto, ya que la implicación genética por adaptación al medio marca los índices de melanina. Los antepasados que vivieron en regiones cercanas al ecuador, y por tanto con más radiación solar, tienen mayores cantidades de melanina en su piel. Los melanosomas protegen el ADN de las células de cualquier mutación debida a los rayos ultravioletas del Sol.

Así, la melanina es un mecanismo de protección en los hombres... pero también en los animales, aunque de otra manera. Porque... ¿alguien ha visto un ciervo con canas?

El color del pelo de los animales es un mecanismo de protección contra depredadores, o bien sirve de camuflaje para los mismos. Si a un ciervo le salieran canas en la edad adulta la probabilidad de ser cazado aumentaría, y ello podría provocar la extinción de su especie. Por la misma razón, si un depredador pierde el colorido de su pelo demasiado pronto sus posibilidades de pasar inadvertido para cazar con mayor eficiencia disminuirían.

Como contrapartida a esta selección natural algunas especies han desarrollado el melanismo adaptativo, es decir, la sobreproducción de pigmento y melanina que oscurecen la piel o el pelo para sobrevivir y reproducirse mejor en un nuevo ambiente. Es el caso de panteras, algunas serpientes, pingüinos o la famosa Biston betularia, la mariposa del abedul, que cambia su color en zonas urbanas industrializadas y que Darwin utilizó como ejemplo de selección natural.

La mariposa del abedul cambia sus pigmentos para adaptarse a un medio industrial

Volviendo a 'Star Wars' Chewbacca, medio humano medio animal, vive en los frondosos bosques de un planeta selvático en el que los wookiees descienden de mamíferos que se movían confundiéndose entre las ramas.

Además, no lleva ropas, así que el mimetismo con el entorno queda delegado por completo al color de su pelo, que es muy  importante para pasar desapercibidos para sus depredadores. La propia wiki habla de los problemas de adaptación que tienen los wookiees albinos, aquellos que carecen de melanina para teñir su piel del mismo color que el bosque.

Así, mantener la pigmentación sería una herencia genética que permite a los wookies llegar a viejos con el color de pelo original y sin canas. Algo que nunca podrá hacer Harrison Ford sin ayuda de químicos.

Que la fuerza (y la melanina) os acompañe.

Publicidad