Muchas veces se asocia el llorar como signo de tristeza, debilidad o fragilidad. Sin embargo, se puede llorar por diversas razones, entre ellas para mantener los ojos sanos. En el cuerpo, las lágrimas son tan comunes como respirar, y en multitud de ocasiones son necesarias. Te contamos por qué en el videotutorial.

Seguramente en más de una ocasión te hayas puesto a llorar sin saber por qué. No necesariamente tienes que estar triste para que tus ojos expulsen lágrimas, ni siquiera tienes por qué querer hacerlo. Simplemente tu cuerpo ha reaccionado de esta forma para el bien de tu organismo, en concreto, para el bien de los ojos.

Los ojos han de estar húmedos constantemente, de ahí la razón por la que pestañeamos. Al hacerlo, los párpados impiden que el aire seque los globos oculares. Del mismo modo, al dormir los ojos descansan y se humedecen, ya que, al tener los párpados cerrados, evitamos que el aire exterior los reseque. Pero, si los párpados ya cumplen la función de mantener húmedos los ojos, ¿por qué necesitamos las lágrimas entonces?

Las lágrimas están formadas por enzimas, aceites y anticuerpos que desempeñan un determinado trabajo. Además de representar emociones, como puede ser la tristeza, las lágrimas tienen diferentes funciones y pueden ser de diversos tipos. Te contamos cuáles son y por qué necesitamos estas lágrimas en el vídeo superior.

Finalmente, una vez conozcas los motivos por los que es tan importante llorar, lo verás como algo completamente normal, y totalmente alejado de cualquier síntoma de debilidad. Además, las lágrimas no solo aparecen cuando estamos tristes, sino también cuando estamos especialmente felices, poniendo de manifiesto que las lágrimas son de lo más sanas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR

¿Por qué algunos sonidos nos producen dentera?

Creo que duermo con los ojos abiertos: ¿debo preocuparme?