Tener alergias es algo bastante común actualmente, sobre todo cuando se tratan de las más típicas relacionadas con los ácaros, el pelo de los animales o los distintos alimentos que podemos tomar en una dieta normal y equilibrada. En el vídeo te explicamos el porqué desarrollamos las alergias cuando antes no las teníamos.

Los tipos de alergias más habituales que se pueden encontrar son los relacionados con factores medioambientales como las que causan el cambio de estación (polen), con el entorno (los ácaros del polvo, pelo de los animales) o producidos por la ingesta como algunos alimentos o medicamentos. Las alergias pueden ser de muchos tipos y muy diversas, apareciendo también con distintos niveles de intensidad.

Los tratamientos más comunes se suelen centrar en tres: medidas de control ambiental, medicamentos e inmunoterapia. Con las medidas de control ambiental lo que se intenta es evitar cualquier tipo de contacto con la alergia en sí, aunque esto muchas veces no es suficiente. Para esto se utilizaría la medicación, encargada de aliviar los síntomas de la alergia en sí misma. Finalmente si los dos anteriores son ineficaces se recurre a la inmunoterapia o la vacuna de la alergia con el fin de disminuir o eliminar la alergia en cuestión.

La primera recomendación a la hora de evitar una reacción alérgica es la prevención. Es recomendable mantenerse alejado de aquello que nos da la alergia. Como por ejemplo, si eres alérgico al pelo de animal trata de evitar estar junto a estos animales.

En definitiva las alergias es una afección que el ser humano está sufriendo como medida (o fallo) de la evolución del ser humano. En el vídeo te damos los detalles de cómo hemos ido desarrollando estas alergias a nuestro entorno cuando antes no las sufríamos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Puede el cloro de la piscina causar alergia en la piel?

¿De verdad es posible tener alergia al wifi?