El ombligo, tanto por su forma como por su profundidad, es uno de los lugares del cuerpo que más solemos descuidar a la hora de limpiarnos. Sin embargo, debido también a sus características es, con total seguridad, uno de los lugares del cuerpo con un mayor número de gérmenes distintos, algunos de lo más extraños. ¿Quieres saber el número aproximado de bacterias diferentes que se encuentran en el ombligo? Te lo desvelamos en el vídeo.

El cordón umbilical constituye una parte fundamental para que el feto se pueda desarrollar correctamente. A partir de él la madre es capaz de introducir el alimento necesario para que el futuro bebé crezca adecuadamente en el interior de su vientre. Al nacer, este cordón se desprende o se corta del cuerpo del pequeño, quedando así una pequeña cicatriz, conocida por el nombre del ombligo.

Por lo general, el ombligo tiene la forma de un pequeño agujero en medio de la tripa, aunque en muchas ocasiones se da el caso de estar salido o ser plano. Si tu ombligo siempre ha presentado una determinada forma, no has de preocuparte en absoluto por sus características.

Asimismo, es muy importante que sepas que en el ombligo se pueden albergar un gran número de bacterias, algunas de lo más raras, y que, de vez en cuando, deberías limpiarlo. Aunque seguramente ya hayas notado que, por lo general, el interior de los ombligos huele bastante mal. En el vídeo superior, te damos recomendaciones de higiene para esta parte del cuerpo tan olvidada.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Partes del cuerpo tan únicas que serán las huellas dactilares del futuro

¿Problemas para dormir? La ciencia revela qué te está pidiendo tu cuerpo