Uno puede recibir años de atención sanitaria sin ver una factura o el presupuesto real que ocasionan sus visitas al médico u hospital. Por eso, de vez en cuando, conviene recordar y concienciar sobre los costos reales que soportan las instituciones y centros que velan por nuestra salud.

Un trasplante de pulmón es más caro que un coche de lujo o que una vivienda media en capitales de provincia. Un paciente que necesite diálisis durante 40 o 50 años de su vida y no logre un trasplante gastará más de un millón de euros en limpiar su sangre. Un aborto quirúrgico cuesta como un parto natural. De media cada español gasta 200€ al año en medicinas y visitará el médico casi 8 veces...

23