TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

UNA LAMENTABLE EQUIVOCACIÓN

Gaëtan Dugas, el hombre al que responsabilizaron por error de haber llevado el sida a EEUU

El virus del sida, conocido durante mucho tiempo como la ‘peste rosa’ o ‘epidemia del siglo XX’, pilló por sorpresa a muchos investigadores que en un principio no supieron determinar su origen. Una confusión por parte de uno de ellos provocó que se responsabilizara a la persona equivocada.

Virus del SIDA

Wikimedia Virus del SIDA

Publicidad

Recién iniciada la década de 1980 todas las alarmas médicas de Estados Unidos se dispararon tras la aparición en muy poco tiempo de varios casos de una extraña infección pulmonar – neumocistosis- que iba acompañada de otros síntomas y dolencias -entre los que se encontraba un raro tipo de cáncer de piel conocido como sarcoma de Kaposi-.

Dichas apariciones, además, se daban en núcleos tan importantes y separados como Los Ángeles, San Francisco y posteriormente Nueva York. En un primer momento todos los pacientes tenían en común ser homosexuales y llevar una activa y promiscua vida sexual.

Inicialmente se calificó como pandemia y se tenía el convencimiento que sólo afectaba al colectivo gay estadounidense, por lo que se acuñó bajo el nombre de ‘GRID’, acrónimo de Gay-related immune deficiency -Inmunodeficiencia Asociada a la Homosexualidad-. Sin embargo, en los siguientes meses comenzaron a aparecer un buen número de nuevos casos en los que los damnificados no sólo eran homosexuales: aquella epidemia también afectaba a drogadictos e incluso a un grupo de inmigrantes haitianos.

Con el tiempo se descubrió que el responsable de todas aquellas personas infectadas era el VIH –Virus de la Inmunodeficiencia Humana-, rebautizando dicha enfermedad con el término SIDA -síndrome de inmunodeficiencia adquirida-.

En los siguientes años docenas fueron los casos de sida que se registraron en EEUU. Así, a partir de 1983, el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades puso todo el empeño para descubrir cuál era el origen de la enfermedad y, sobre todo, cómo se había introducido en el país. Y ahí llegaría otro error científico más.

Al frente de la investigación estaba el doctor William W. Darrow, a quien le pasaron los datos de numerosos casos que habían tenido lugar hasta el momento en diferentes puntos del país. Era un largo listado que contenía los nombres de los infectados, el año en el que se les detectó la enfermedad –muchos de ellos ya habían fallecido- y el lugar del país donde residían.

Esa labor mantuvo al doctor Darrow durante largo tiempo investigando. Ya en 1984, entre todos los casos que investigó, le llamó poderosamente la atención el de Gaëtan Dugas, de 31 años de edad, canadiense de nacionalidad, homosexual, auxiliar de vuelo de profesión y fallecido en marzo de aquel mismo año. En su currículo de relaciones –tras la pertinentes averiguaciones- se pudo determinar que había mantenido alrededor de 2.500 encuentros sexuales con diferentes hombres.

Debido al empleo que había desempeñado, Dugas había viajado alrededor del planeta y tenido amantes en un gran número de lugares. Entre ellos en África, continente en el que en aquellos momentos todo parecía señalar que era donde se originó la enfermedad.

Todo ello, junto a una anotación que ponía ‘Patient O’ –Paciente O- al lado de su nombre, es lo que hizo suponer a William W. Darrow que Gaëtan Dugas había sido el principal responsable de llevar el virus del sida a los Estados Unidos, pasando a calificarlo desde aquel momento de forma oficial como el ‘Paciente Cero’ –Patient Zero-.

Desde ese momento, el nombre del canadiense apareció en múltiples estudios y artículos, dándose por hecho de que realmente fue él el principal responsable de esparcir la enfermedad por el país. No tardaron en publicarse numerosísimas noticias en la prensa en las que se ponía al descubierto hasta el más mínimo detalle de la promiscua vida de Gaëtan, e incluso empezó a circular una leyenda urbana en la que se aseguraba que el canadiense, siendo conocedor de la enfermedad que padecía, infectaba a sus amantes ocasionales a propósito.

Tuvieron que pasar treinta años para que nuevas investigaciones sobre el origen de la enfermedad pudieran determinar que el virus del sida ya había hecho aparición en los Estados Unidos –en unos pocos casos aislados- a inicios de los años ’70, una década antes de que Gaëtan Dugas lo contrajera.

De hecho, la anotación de 'Paciente O' que ponía junto al nombre de Dugas en realidad era una lamentable equivocación por parte del doctor William W. Darrow, que confundió una simple ‘o’ con un cero. En realidad, esa 'o' mayúscula junto al término paciente lo que venía a determinar era que se trataba de una persona no residente en Estados Unidos –Outside-, aunque pasaba largas temporadas en el país debido a su trabajo.

Esa torpeza por parte del Dr. Darrow provocó que la figura y memoria de Gaëtan Dugas fuese tristemente recordada por ser el responsable de haber llevado el virus del sida a EEUU, cuando en realidad no fue así.

Vamos, que los científicos se cubrieron de gloria cuando empezaron a aproximarse a la que sigue siendo una de las enfermedades más peligrosas que conocemos.

Publicidad