DOS PROTEÍNAS EN CHOQUE

DOS PROTEÍNAS EN CHOQUE

Por fin sabemos por qué hay partes del cuerpo que no tienen pelo

Una proteína bloquea la acción de una compañera encargada del desarrollo capilar. Comprender su funcionamiento permitiría detener tumores de la piel o el crecimiento del vello en lugares que no nos gustan.

Nosotros no tenemos pelo en la planta de los pies, como sí les pasa a otros mamíferos
Nosotros no tenemos pelo en la planta de los pies, como sí les pasa a otros mamíferos | Pixabay

Los seres humanos somos muy diferentes en lo que a pelo se refiere. Los párpados o la planta de las manos son algunas de las zonas que normalmente no tienen vello. ¿Cómo es esto posible? ¿Nuestro cuerpo es sabio para saber dónde están las cejas y poner ahí cabellos, pero no en otros lugares? La ciencia se ha propuesto resolver este enigma capilar.

Un estudio de la Universidad de Pensilvania con ratones ha dado con la clave para que las plantas de pies y manos suelan ser área de exclusión total para el cabello. Se debe a una proteína llamada Wnt, que forma parte de las moléculas que regulan procesos de desarrollo del cuerpo. En lo que nos atañe, trabaja para el crecimiento de vello corporal.

Según la dermatóloga Sarah Millar, la Wnt es “crítica” para el desarrollo de los folículos pilosos. “Bloquearla provoca piel sin pelo, y activarla provoca formación de más pelo”, ha dicho Millar. Lo que ella y sus compañeros han descubierto es que algunas partes del cuerpo producen ese bloqueador, “un inhibidor” que impide a la proteína desarrollarse.

El inhibidor también tiene su nombre: Dickkopf 2 o DKK2, una proteína muy presente en la piel de la planta de los pies de los ratones. Cuando el equipo retiró genéticamente la DKK2, el pelo comenzó a crecer allí. Esto lo compararon con las patas de los conejos, repletas de pelo… porque no había grandes niveles de DKK2.

De acuerdo a la investigación, la proteína Wnt puede haber llegado también a esas partes del cuerpo. Sin embargo, como está presente la DKK2, no puede desarrollar su trabajo ‘velludo’. La producción de este último componente se altera durante la evolución para hacer una piel más velluda o no, según lo que el animal precise.

El siguiente paso en la investigación es comprobar el papel de los inhibidores de la Wnt en momentos de pérdida de cabello. También, si tiene algún papel después de sufrir quemaduras graves o heridas profundas: es en sucesos como estos cuando los folículos pilosos (que se desarrollan durante el embarazo) no crecen. Incluso, se podría detener el crecimiento de tumores de la piel o del vello en lugares donde no nos gusta.

Y una vez se sabe por qué no crece el pelo en algunas partes del cuerpo, queda saber también por qué los seres humanos no tienen pelo en la planta de los pies y la palma de las manos. Hay quien cree que fue para regular la temperatura corporal, porque salimos de los bosques a la sabana; otros, que la falta de pelo nos protege de parásitos.

Ciencia en TecnoXplora | @TecnoXplora | Madrid | 28/12/2018

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.