ES EL PABELLÓN HYUNDAI DE LOS JJOO DE INVIERNO

ES EL PABELLÓN HYUNDAI DE LOS JJOO DE INVIERNO

Este es el edificio más negro del mundo y está en Corea del Sur

El Pabellón Hyundai de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 es el edificio más negro del mundo. Te contamos por qué y te desvelamos su interior.

Sandra Arteaga | @euridice19 | Madrid | 13/02/2018

El edificio más negro del mundo es el Pabellón Hyundai de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018. Se encuentra en PyeongChang (Corea del Sur), ha sido diseñado por el arquitecto Asif Khan y cuenta con un revestimiento de vantablack.

Por si no lo sabías, el vantablack es la sustancia más oscura del mundo creada por el hombre y puede llegar a absorber hasta el 99,965% de la radiación de luz visible, infrarroja y ultravioleta. Su nombre proviene del acrónimo Vertically Aligned NanoTube Arrays (Matrices de Nanotubos Alineados Verticalmente, en español), y tal y como éste indica se compone de nanotubos de carbono.

Este material tiene propiedades físicas y ópticas únicas. Se caracteriza por contar con una gran resistencia a las vibraciones y un alto grado de estabilidad térmica, y entre sus aplicaciones encontramos el uso artístico, la creación de ilusiones ópticas, el camuflaje o incluso la confección de prendas para que a los enfermos de cáncer no les dé la radiación solar.

Para utilizar esta sustancia es necesario aplicarla a las superficies usando tecnología de deposición de vapor químico, una técnica que resulta laboriosa y compleja. Para simplificar el proceso, la compañía Surrey NanoSystems ha desarrollado una pintura en aerosol llamada vantablack VBx2, especialmente creada su uso a gran escala. En este caso la sustancia no está hecha con nanotubos de carbono, lo que impide que bloquee la luz infrarroja y ultravioleta, aunque sí es capaz de absorber la misma cantidad de luz visible.

La pintura vantablack VBx2 es lo que han utilizado para hacer que el Pabellón Hyundai de los Juegos Olímpicos de Invierno 2018 sea el edificio más negro del mundo. La oscuridad de su revestimiento hace que desde la distancia no parezca un objeto tridimensional. Las paredes están cubiertas con varillas que tienen los extremos iluminados, lo que hace que parezcan estrellas.

“Desde lejos, la estructura tiene la apariencia de una ventana que mira hacia las profundidades del espacio exterior”, afirma en un comunicado Asif Khan. “A medida que te acercas, esta impresión crece hasta llenar todo tu campo de visión. Así que al entrar al edificio sientes que está siendo absorbido por una nube de negrura”.

En el interior, los visitantes encuentran todo lo contrario: está hecho de corian, un material sintético que destaca por contar con color blanco y brillante. La instalación está conformada por distintos canales por los que fluyen 25.000 gotas de agua por minuto hasta un lago central. Gracias a los sensores hápticos instalados, los usuarios tienen la posibilidad de interactuar con la instalación y modificar el ritmo de las gotas.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.