TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

EL ALCOHOL Y LA MEMORIA SON ALIADOS

Esta es la razón por la que te acuerdas más de tu ex cuando bebes

Durante mucho tiempo se ha pensado que el alcohol es un buen recurso para olvidar, pero un estudio realizado por un grupo de investigadores de la Universidad de Exeter demuestra que provoca todo lo contrario. El alcohol refuerza el recuerdo de lo que se hizo justo antes de empezar a beber y, para demostrarlo, 88 personas voluntarias fueron sometidas a una prueba esclarecedora.

Mucho alcohol y poco papeo en las despedidas.

Wikipedia Mucho alcohol y poco papeo en las despedidas.

Publicidad

Tras realizar una serie de pruebas, los investigadores de la Universidad de Exeter han descubierto que lejos de hacer olvidar, el alcohol refuerza los recuerdos. Para demostrarlo, se seleccionó a un total de 88 voluntarios y se les pidió que memorizaran una serie de palabras.

A continuación se permitió que la mitad del grupo bebiera alcohol, con un límite de cuatro consumiciones, mientras que el resto no podía beber nada. Al día siguiente los que bebieron recordaban mucho mejor las palabras que quienes no lo habían hecho. Además, dentro del grupo de personas que consumieron alcohol, los que mejor recordaban fueron los que más bebieron.

Otra de las pruebas que se realizaron consistía en la visualización de un vídeo en el que una pareja cometía un crimen organizado. Una vez vistas las imágenes, los participantes fueron divididos en tres grupos distintos: unos que no consumieron bebidas alcohólicas, otros que bebieron alcohol conscientemente, y otros que creían tomar cerveza "sin" cuando en realidad era cerveza normal.

Al día siguiente se convocó de nuevo a todos los participantes y se dijo una serie de informaciones falsas sobre el contenido del vídeo. El resultado fue que aquellos que bebieron alcohol supieron detectar mejor las mentiras, mientras que quienes no bebieron (o no sabían si lo hicieron) tenían un vago recuerdo de la historia.

El motivo, tal y como explica la profesora Celia Morgan, radica en que el alcohol produce un bloqueo en la llegada de información nueva y a su vez aprovecha todos los recursos disponibles para dirigir la información que acaba de aprender a la memoria a largo plazo.

Publicidad