TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

MEDIO AÑO DESPUÉS

Dudas sobre el 'milagro' del niño con tres padres

En septiembre de 2016 se anunció el nacimiento del primer niño de tres padres. Medio año después, las dudas rodean el caso.

Bebé durmiendo plácidamente

Pixabay Bebé durmiendo plácidamente

Publicidad

"Un bebé de cinco meses es noticia esta semana gracias al procedimiento reproductivo utilizado para conseguir su nacimiento libre de la enfermedad hereditaria de su madre. La técnica, aprobada legalmente desde 2015 solo en Reino Unido, se conoce como embrión de los tres padres". Así empezaba nuestro artículo contando el hallazgo en septiembre de 2016.

Se hacía eco de una exclusiva de la revista 'New Scientist', donde se relataba el penúltimo milagro de la ciencia: una mujer, aquejada de una enfermedad hereditaria (el síndrome de Leigh), había dado a luz a un niño sano gracias a las innovadoras técnicas del New Hope Fertility Center de Nueva York.

Al ser esas técnicas ilegales en Estados Unidos, la mujer se trasladó a México acompañada del equipo médico. Allí se sometió a la llamada "trasferencia pronuclear", un proceso por el cual se coloca el núcleo del óvulo de la mujer enferma en el interior de un óvulo sano. Éste es posteriormente fertilizado por el esperma del padre e insertado en el útero de la madre. Así, el primer niño de tres padres fue concebido. Al menos, en teoría.

Seis meses después del anuncio, nadie tiene muy claro que sea verdad. Esto se debe a la opacidad con que el responsable de la operación, el doctor John Zhang, ha mantenido todo el asunto. Un año ha tardado en dar explicaciones precisas sobre la forma en que ha aplicado esta revolucionaria técnica. Lo ha hecho en forma de artículo, publicado en la revista 'Reproductive Biomedical Online', pero el texto no ha ayudado a despejar las dudas.

Quienes se oponen a esta técnica por razones éticas han visto reforzados sus argumentos, sobre todo porque el doctor Zhang admite en el artículo que el óvulo sano, el que se fecundó, fue accidentalmente contaminado con ADN enfermo de la mujer.

¿Qué implica eso? En pocas palabras: nadie lo sabe, puede que acabe provocando problemas al niño o puede que no. La familia inexplicablemente ha rechazado que la salud de su hijo sea monitorizada por el equipo de Zhang, lo cual hace imposible saber si la técnica ha sido o no un éxito.

Pero las dudas sobre este caso no acaban ahí. Según informa 'Nature', tampoco se sabe si la familia fue correctamente informada sobre la importancia de mantener en observación a su hijo. Peor aún, ni siquiera está claro que fuese informada de forma realista acerca de los riesgos que conlleva la trasferencia pronuclear.

Una cosa sí parece fuera de toda duda: éste no será el último artículo que leas sobre el niño de tres padres.

Publicidad