TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

SEGÚN UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE MELBOURNE

Cuidado con esa cerveza antes de dormir: el alcohol provoca insomnio

Un estudio ha demostrado que aunque el alcohol tiene un efecto sedante al principio, altera el sueño de los que beben antes de irse a la cama.

La cerveza, bebida 'nacional' alemana

Getty Images 181 edición del Oktoberfest

Publicidad

Es normal que te entre sueño después de beber un vaso de cerveza o una copa de vino porque el alcohol tiene efecto sedante: aumenta las ondas delta en la actividad cerebral, las más lentas, vinculadas a un estado de relajación extrema. Pasado un tiempo, sin embargo, la situación cambia.

Un estudio de la Universidad de Melbourne ha demostrado que tomar alcohol antes de dormir también aumenta la actividad de las ondas alfa del cerebro, abundantes durante la vigilia. Este incremento altera el ciclo del sueño durante las primeras fases NREM, cuando pasamos de un estado de adormilamiento al sueño profundo y reparador, con lo que no descansamos adecuadamente.

Para obtener estos resultados, los investigadores analizaron la reacción de los participantes en el experimento después de tomar alcohol o placebo antes de irse a dormir. Tras ingerir una de las dos sustancias, les realizaron un electroencefalograma para registrar sus ondas cerebrales. Los que habían recibido alcohol mostraban una actividad cerebral alterada.

Los científicos advierten que beber durante largos periodos de tiempo antes de acostarse puede tener efectos negativos sobre el rendimiento diurno y las funciones cognitivas, como el aprendizaje y la memoria.

Publicidad