TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

MIRAR GENTE BELLA NOS VUELVE ADICTOS

El cerebro reacciona al ver a alguien guapo igual que con las drogas

Observar a una persona guapa activa un área cerebral que tiene relación con el placer... pero también con la adicción a buena parte de las drogas.

Revueltos o por separado explotan si es necesario su lado más sexy

Armani David y Victoria Beckham

Publicidad

Una investigación llevada a cabo por cuatro universidades españolas ha concluido que la belleza y las drogas a veces van de la mano, a menos en la activación del 'núcleo accumbens', un área cerebral que se estimula con situaciones placenteras y con la adicción a sustancias estimulantes.

El estudio, publicado en la revista 'Neuroscience', consistió en estudiar las resonancias magnéticas de diez hombres y diez mujeres a los que les mostraron multitud de imágenes de gente muy fea, gente normal y gente muy guapa.

Con los primeros, el cerebro mostraba pasividad (ni siquiera rechazo) y con los de belleza neutra había más disparidad de reacciones. Pero al llegar a las fotos de los guaperas la actividad cerebral se disparaba.

Con estos últimos se activó no solamente el área relacionada con las drogas, ya que también en un 70% de los casos se produjeron las mismas reacciones que cuando ves a alguien amado. Esto sí que es ser unos yonquis de la belleza.

En cuanto a la gente normal se estimuló la zona que planifica acciones de acercamiento para conocerlas mejor.

Un aspecto común entre los guapos y feos es que con ambos se activaba la línea media del cerebro, que ayuda a organizar y clasificar a las personas y comparándolos con ellos mismos. 

A los menos agraciados les queda el consuelo de que el mecanismo cerebral del rechazo no se activa, así que pueden tener la esperanza de seguir conquistando a la gente por su belleza interior, como bien dice la mítica canción 'Que se mueran los feos'.

Publicidad