TecnoXplora » CienciaXplora » Divulgación

¿VOTAS LO MISMO QUE TU PAREJA?

Cerebro político: curiosidades sobre la neuropolítica

Tus habilidades sociales, tus hábitos físicos, tu empatía o tu respuesta ante lo desagradable tiene que ver con el partido al que apoyas

¿Por qué nuestro cerebro es tan grande?

G+J ¿Por qué nuestro cerebro es tan grande?

Publicidad

"La política está en el aire que respiramos", escribió el novelista británico Graham Greene. Y también en las conexiones de nuestro cerebro. Sin ir más lejos, el grosor de la materia gris de nuestra mollera está condicionado por la ideología política, tal y como demostraron científicos del University College de Londres, en Reino Unido.

En concreto, los análisis con imágenes de resonancia magnética mostraron que las personas que se declaran conservadoras o "de derechas" tienen mayor grosor en los tejidos de la amígdala cerebral, es decir, el área encargada de procesar las emociones. Por el contrario, las personas que exhiben una ideología liberal o "de izquierdas" suelen tener más pronunciada la corteza cingulada anterior, un área del cerebro asociada con la anticipación y la toma de decisiones.

No es la única diferencia cerebral vinculada al pensamiento político. Roger Newman-Norlund y sus colegas de la Universidad de Carolina del Sur en EEUU han demostrado que en la sesera de los demócratas exista más actividad neuronal en áreas relacionadas con las relaciones y habilidades sociales que en los republicanos.

De acuerdo con los investigadores, todo apunta a que los demócratas sienten una necesidad biológica intensa de cuidar de los demás más allá de su círculo familiar, y que la diferencia cerebral podría ser fruto de la genética, de la experiencia o de ambas.

Lo cierto es que basándonos en las neurociencia podemos vaticinar qué papeleta eligirás en tu próxima cita con las urnas. Una investigación publicada en Current Biology reveló que observando con ayuda de un escáner cómo reacciona el cerebro de un sujeto al mirar una imagen repulsiva, como la fotografía de un animal mutilado o la instantánea de un cadáver en descomposición, el patrón de la respuesta neuronal que se produce es altamente predictivo de la orientación política.

Dicho de otro modo, hay una respuesta cerebral liberal que difiere por completo de la respuesta conservadora. "Nunca he visto resultados tan claros en ningún otro experimento en el laboratorio", aseguraba Read Montague, profesor en el Instituto Virginia Tech Carilion de Investigación y coautor del estudio.

¿Tu pareja y tú votáis al mismo partido? Puede que sea una cuestión de olfato, si tenemos en cuenta un un estudio publicado en el American Journal of Politica Science que concluía que, de forma inconsciente, las personas se sienten fuertemente atraídas hacia el olor corporal de aquellos con los que comparten una misma ideología política.

Que seas de derechas, de centro o de izquierdas también afecta a tus niveles de sedentarismo. Concretamente, la revista British Medical Journal publicó hace unos años los resultados de una encuesta europea basada en el testimonio de 20.000 adultos que revelaba que los socialistas dedican 59 minutos más a la semana a hacer ejercicio físico que los que tienen una ideología definida como de centro, mientras que los conservadores superan a los de izquierdas en tres minutos más por término medio. Esto convierte a los individuos de derecha en los más activos físicamente.

Publicidad