Los investigadores de la Universidad de Princeton han desarrollado una inquietante simulación que enseña cómo se desarrollaría una guerra nuclear entre Rusia, por un lado, y Estados unidos junto a la OTAN por el otro. El modelo está basado en datos realistas sobre posturas de la fuerza nuclear, objetivos y estimaciones de causalidad.

Se predice que 34.1 millones de personas morirían por la detonación de las bombas nucleares en cuestión de horas. Sin embargo, el apocalíptico conflicto dejaría 60 millones de heridos aproximadamente. No obstante, las cifras no incluyen las muertes posteriores por consecuencias nucleares y otros efectos.

¿Cómo se desarrollaría el conflicto?

La simulación empieza mostrando un conflicto convencional, es decir, no nuclear. En este caso Rusia sería la primera en disparar al realizar un disparo de advertencia nuclear desde su base en el mar negro con el propósito de detener el avance en conjunto de Estados Unidos y la OTAN. Como respuesta, Rusia sería golpeada con un sólo ataque aéreo táctico nuclear. Después se desataría el principio del fin del mundo.

En el 'Plan táctico', Rusia atacaría las bases y tropas de la OTAN con 300 armas nucleares a lo que respondería la OTAN con 180 armas nucleares. En tan sólo 3 horas habría 2,6 millones de muertos y Europa quedaría devastada.

En la segunda etapa, 'Plan de contrafuerza', cada bando del conflicto se esforzaría por eliminar la capacidad nuclear ofensiva del otro, destruyendo sus bases. En 45 minutos morirían la increíble cifra de 3.4 millones de personas.

En la última etapa y más destructiva, 'El plan de contrapartida', ambas partes de la guerra dispararían hasta 10 armas nucleares contra las 30 ciudades o centros económicos más poblados del bando contrario. Esto causaría entre muertos y heridos más de 85 millones de víctimas en solamente 45 minutos. La totalidad de muertes en un primer instante sería de 34,1 millones de personas.

Aunque en el vídeo muchos países del hemisferio sur (a los que hay que sumar España) parecen quedar intactos y sin ningún tipo de daño, los efectos nucleares y los impactos a largo plazo en el clima de la Tierra, la población y la producción de alimentos se verían seriamente afectados.

¿Cuál es el efecto de una bomba nuclear?

Dependiendo del diseño del arma nuclear, la naturaleza de la zona de explosión y factores del clima los efectos podrían ser más o menos devastadores.

Al estallar, el 35 por ciento de la energía se desprende en forma de calor arrasando todo a su paso. A causa de la explosión se produce una ceguera repentina en todos aquellos que observan el momento. Pero aparte también se produce ceguera en todos aquellos que estén dentro del rango de exposición de la bomba. Por ejemplo, si el arma fuera de 1 megatón todos aquellos que se encuentren en un radio de 20 kilómetros en un día despejado podrían sufrir ceguera. En cambio, si explotase durante una noche despejada afectaría a todos ellos entre 80 kilómetros a la redonda.

Para aquellos que se encuentren a menos de 8 kilómetros de distancia del foco sufrirían quemaduras de tercer grado. Y debido a los fuertes vientos, de hasta 254 kilómetros por hora, los objetos saldrían volando causando más muertes y heridos en un radio de menos de 5 kilómetros. Y quedaría el problema de la radiación que causaría más problemas que la explosión en sí misma.

El equipo detrás del vídeo espera que la simulación resalte las consecuencias apocalípticas y el costo para la humanidad de la guerra nuclear entre los dos bloques, relajando así las continuas tensiones entre ambos países.

 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Qué pasaría si intentáramos detener los huracanes con bombas nucleares?

¿Acabará el mundo tras el eclipse solar? Así sería la catástrofe que destruiría la humanidad