Jennifer Jones tiene 40 años, es madre de dos hijos y vive en Byron, Minnesota. Durante gran parte de su vida pensó que sufría algún tipo de asma, ya que respiraba con dificultad y tosía con frecuencia. A los 29 años le diagnosticaron fibrosis quística.

A medida que avanzaba la enfermedad, la mujer fue empeorando y su capacidad pulmonar se vio reducida a tan solo un 10%. Por este motivo, Jones no podía salir de su casa sin un suministrador de oxígeno.

En 2017 entró a formar parte de una lista de espera de trasplante de órganos, con la esperanza de poder recibir unos pulmones que le permitieran respirar por sí misma.

Finalmente Jones recibió buenas noticias y pudo recibir el trasplante. Su prometido no dudó el emotivo momento en el que la mujer pudo respirar por sí misma por primera vez.

"Siento como si volara", afirmo Jones en un vídeo que se ha vuelto viral. La pareja ha decidido compartir las imágenes para concienciar a la sociedad de la importancia de la donación de órganos.