TAMBIÉN SE ACTIVA PARA SACARNOS DE LA ANESTESIA

TAMBIÉN SE ACTIVA PARA SACARNOS DE LA ANESTESIA

Así te despierta tu cerebro cuando necesitas ir al baño

Aunque no emite ningún ruido, en el cerebro de los mamíferos existe una especie de alarma neuronal que los despierta cuando el organismo lo requiere. Este circuito se activa tanto para sacarnos del sueño nocturno como para activarnos tras una anestesia.

Han identificado el circuito cerebral encargado de despertarnos repentinamente
Han identificado el circuito cerebral encargado de despertarnos repentinamente | - en flickr cc

Para que te despiertes en medio de la noche, ya sea para ir al baño o como consecuencia del insomnio, el cerebro debe poner en marcha una serie de mecanismos neuronales para interrumpir bruscamente el sueño.

Durante el periodo en el que estamos dormidos, se suceden dos fases diferenciadas: la de sueño ligero o NREM (de ‘non-rapid eye movement’) y la REM (o paradójica), que caracteriza al sueño profundo. Aunque los procesos cerebrales propios de ambos estados son bien conocidos, los mecanismos que mantienen y detienen el sueño no tanto. Es decir, los científicos no saben aún cómo funciona nuestro despertador interno.

No obstante, gracias al trabajo de un equipo de neurólogos de la Universidad de Berna y del hospital de la misma ciudad, ahora sabemos qué parte del cerebro hace sonar la alarma.

El responsable, según explican en su estudio publicado en la revista ‘Nature Neuroscience’, es un circuito neuronal que comunica dos regiones del órgano, el hipotálamo y el tálamo, ambas relacionadas con los ritmos pausados de las ondas cerebrales durante el período de sueño.

Después de realizar diferentes ensayos en ratones, han demostrado que la activación de este sistema pone punto y final al sueño ligero. En otras palabras: nos despierta bruscamente.

Para llegar a esta conclusión han aplicado técnicas de optogenética a las neuronas de los roedores. El procedimiento consiste en modificar el ADN de las células para aumentar su fotosensibilidad y poder controlar su funcionamiento mediante pulsos de luz.

Así, comprobaron que al activar las unidades que integran el circuito neuronal 'despertador' durante la fase de sueño ligero se producía una interrupción brusca del sueño. Y si mantenían el efecto durante un periodo de tiempo prolongado, los individuos continuaban despiertos y alerta.

Sin embargo, cuando apagaban el circuito neuronal –inhibían su acción− el sueño se estabilizaba (los animales seguían durmiendo plácidamente) y se incrementaba su intensidad.

Los científicos han descubierto que su influencia es tan importante que su estimulación interrumpe incluso el efecto de la anestesia y facilita que un individuo recupere la consciencia cuando se encuentra sedado.

Según estos expertos, la hiperactividad de este circuito podría causar trastornos del sueño como insomnio, mientras que su debilitamiento estaría relacionado con un exceso de somnolencia (hipersomnia), por lo que sus hallazgos podrían servir para diseñar nuevas terapias y tratamientos de estos cuadros médicos al respecto.

Lucía Caballero | @Lulucille_ | Madrid | 16/03/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.