Ha saltado la alarma tras la noticia de la muerte de la joven de 28 años en Badajoz por ingerir demasiado ácido lipoico. Lo tomaba por la función que se cree, porque no está demostrado científicamente que tenga esta capacidad, que tiene de antigrasas. La joven enfermera iba a casarse en febrero.

Tras esto han saltado varias dudas, para empezar ¿qué es el ácido lipoico? Se trata de un derivado de un ácido graso, existe de manera natural en nuestro cuerpo y es un potente antioxidante. Es principalmente conocido por tener propiedades "quemagrasas", ya que esta molécula ayuda en las reacciones químicas que van a transformar los nutrientes en energía. Por este motivo, se cree que cuanto más ácido lipoico posea nuestro cuerpo, más glucosa y ácidos grasos quemaremos. Debido a todos estos supuestos beneficios, se trata de un producto muy demandado en los deportistas de fitness que buscan bajar de peso y definir su figura. Sin embargo, carece de sustento científico.

El Ministerio de Sanidad, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición, ha advertido que no es seguro medicarse con este complemento. Sociedad Española de Endocrinología y nutrición también rehúsa el empleo del ácido lipoico como suplemento alimentario.

Por esta razón, Sanidad ha publicado unas recomendaciones para el consumo responsable de los complementos alimenticios:

1. No usar los complementos alimenticios como sustituto de una dieta equilibrada.

2. Desconfiar de aquellos suplementos con "efectos milagro" para los problemas.

3. No comprar a través de fuentes desconocidas, y adquirirlos en canales de distribución de alimentos autorizados o en las farmacias.

4. Seguir siempre las instrucciones de uso del envase.

5. Prestar atención a los ingredientes por posibles alergias o intolerancia.

6. No consumirlos en dosis superiores a las que se indican en la etiqueta por posibles efectos perjudiciales para la salud.

7. Informar a su médico de los complementos que consuma, especialmente en caso de una intervención quirúrgica, embarazo ya que no han sido estudiados en mujeres en estado ni en periodo de lactancia, antes de dárselo a un menor o si aparece cualquier reacción.

8. En caso de querer bajar de peso se debe disminuir la ingesta de calorías, tener una dieta adecuada, y aumentar la actividad física, y el consumo de cualquier suplemento solo puede ser complementario.

9. Además, consumir una dieta variada y equilibrada con una correcta hidratación, incluso si se hace deporte, puede cubrir las necesidades nutricionales del cuerpo.

10. Un producto natural no es sinónimo de un producto seguro.

 

Realmente no es necesario tomar ácido lipoico, ya que se puede encontrar de forma natural en alimentos como las espinacas, el brócoli y el extracto de levadura. Además, ninguna persona necesitaría tomar un suplemento de este ácido debido a que está presente en nuestro cuerpo y él solo es autosuficiente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Qué es el desequilibro electrolítico y cómo evitarlo

Recomendaciones para prevenir la demencia