TecnoXplora » CienciaXplora » Descubrimientos

SEGÚN UN ESTUDIO DE OCCUPATIONAL&ENVIRONMENTAL MEDICINE

Utilizar lejía en casa incrementa las infecciones en niños

La exposición pasiva a la lejía en el hogar está vinculada a tasas más altas de infecciones respiratorias en la infancia, según un estudio de la revista Occupational&Environmental Medicine.

La exposición a la lejía facilita las infecciones en la infancia

Cienciaxplora La exposición a la lejía facilita las infecciones en la infancia

Publicidad

La investigación se llevó a cabo entre más de 9.000 niños de edades comprendidas entre 6 y 12 años, asistentes a 19 escuelas en Utrecht, en Países Bajos; 17 escuelas en el este y centro de Finlandia y 18 escuelas de Barcelona, ​​España.

Para realizar el estudio, los padres completaron un cuestionario sobre la frecuencia de infecciones, como gripe, amigdalitis, sinusitis, bronquitis, otitis y neumonía, que sus hijos habían tenido durante el último año. También se indagaba sobre si utilizaban lejía para limpiar las casas al menos una vez por semana. Además, se analizaron factores como el tabaquismo pasivo, la presencia de moho en las casas o la educación de los padres.

Los problemas de la lejía

Y tras analizarlo todo, descubrieron que el riesgo de sufrir un episodio de gripe en el año anterior fue un 20% superior, y el de amigdalitis recurrente, un 35% mayor entre los niños cuyos padres empleaban lejía para limpiar el hogar. Del mismo modo, el riesgo de haber sufrido cualquier infección de forma repetida en el último año sufría un incremento del 18% entre los niños cuyos padres usaban lejía, al menos, una vez por semana.

Entre las respuestas a estas conclusiones, se baraja que “las propiedades irritantes de compuestos volátiles o transportados por el aire, generados durante el proceso de limpieza, pueden dañar el revestimiento de las células pulmonares, lo que puede provocar inflamación y facilitar que las infecciones se afiancen. La lejía podría actuar suprimiendo nuestro sistema inmune".

Datos preocupantes

En España, el 72% de los hogares usa lejía como desinfectante común, por lo que este estudio podría ser preocupante para la salud pública de nuestro país, mientras que sólo se usa en el 7% de los hogares finlandeses. Además, todas las escuelas españolas participantes en el estudio afirman usar limpiadores que contienen cloro. Por el contrario, en Finlandia, ninguna escuela del estudio utiliza este producto.

Aunque la investigación es observacional, y no se pueden extraer conclusiones definitivas sobre casualidad, los autores aseguran que podríamos estar ante un notable riesgo: "La alta frecuencia de uso de productos de limpieza desinfectantes, debido a la creencia errónea (y reforzada por la publicidad) de que nuestros hogares deben estar libres de microbios, hace que los efectos modestos que encontramos en nuestro estudio sean, en realidad, preocupantes para la salud pública". Así lo explica Jan-Paul Zock, coordinador del estudio e investigador del CREAL, CIBERESP y el Netherlands Institute for Health Services Research (NIVEL), en Utrecht (Holanda).

Publicidad