La historia de la paleoantropología se ha ido tejiendo gracias al hallazgo de restos tan significativos como este de Dmanisi que ayudaron a reconstruir nuestro pasado hasta ese controvertido ancestro común, ese eslabón perdido tan peliculero.

En esta galería mostramos algunos de esos descubrimientos decisivos para escribir el pasado de los humanos como los conocemos. Por ejemplo Lucy, esa Australopithecus afarensis hallada por Donald Johanson en 1974, que permitió dibujar grandes trazos de ese árbol genealógico gracias a la más completa colección de huesos de un ancestro humano que andaba erguido.