Seguro que en más de una ocasión has debatido con tus amigos, familia o incluso en el colegio qué fue antes el huevo o la gallina. Pues bien podríamos estar hablando de la mayor incógnita que ha existido desde hace siglos.

Según Aristóteles, lo actual es siempre anterior a lo potencial. De tal manera que siguiendo este supuesto podríamos decir que la gallina precede al huevo. Sin embargo, esta deducción nos lleva al razonamiento de que la primera gallina tuvo que salir de otro huevo de gallina. Podríamos continuar así durante horas sin llegar a una sola conclusión, porque ésta es toda una paradoja que ha dejado perplejo a más de uno, incluso a los científicos.

Ante esta duda que nos ha venido persiguiendo durante décadas, un equipo de físicos de Australia y Francia, concretamente de la Universidad de Queensland y del Instituto Néel han decidido ponerse manos a la obra dispuestos a sacar una conclusión con la que poder dar fin a esta interminable historia cuyos orígenes se remontan hasta la Antigua Grecia.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

El alimento que más enfermedades transmite (y cómo evitar el contagio)