TecnoXplora » CienciaXplora » Descubrimientos

UN FÓSIL LLAMADO COMO EL LÍDER DE LOS STONES

Los morritos de Mick Jagger inspiran el nombre de un animal prehistórico

El nombre del cantante de los Rolling Stones sirve para el bautizo científico del fósil de un animal que vivió hace 19 millones de años.

Mick Jagger y Keith Rchards

Rolling Stones Mick Jagger y Keith Rchards

Publicidad

Mick Jagger es un 'homo sapiens' de 71 años y el nombre de su grupo está más relacionado con la mineralogía que con la paleontología, pero un grupo de científicos ha decidido asociar su nombre al de una criatura extinta. Un guiño simpático y con algo de morro.

Lo han hecho por admiración y porque ambos comparten un rasgo característico: sus grandes labios. Así que no, no es una indirecta para mandar a este viejo dinosaurio del rock a un museo de historia natural.

El 'Jaggermeryx naida', que se traduce como “ninfa de aguas de Jagger”, tenía el tamaño de un cervatillo y es parecido al cruce entre un hipopótamo flacucho y un cerdo de largas piernas. Habitaba en ciénagas en el desierto africano (sus fósiles se hallaron en un lugar remoto de Egipto), pero en una época en la que la zona era un delta atravesado por ríos.

El cuadrúpedo tenía un hocico con labios móviles para comer plantas, de ahí la referencia al cantante de los Stones.

Hubo una pequeña disputa en el equipo investigador, porque muchos preferían el nombre de Angelina Jolie para bautizar el fósil. Pero el cantante británico se impuso finalmente.

De momento la actriz se queda sin animal prehistórico, así que tendrá que conformarse con que su nombre esté asociado a la araña 'angelinajolieae Aptostichus' , una especie endémica de California.

Pero a la actirz le sigue ganando el 'frontman' del mítico grupo, que ya había cedido su nombre al trilobite 'Aegrotocatellus jaggeri', un invertebrado marino que vivió hace 400 millones de años. Puestos a imaginar, esta fijación en la mezcla de animales extinguidos y Mick Jagger podría llamarse 'Sympathy for the fossil', en honor a la mítica canción de sus satánicas majestades.

Publicidad