TecnoXplora » CienciaXplora » Descubrimientos

SEGÚN UN ESTUDIO DE LA UNIVERSIDAD DE FLORIDA

Una dieta rica en grasas puede hacerte perder el olfato

Una dieta alta en grasa no sólo perjudica tu salud, también ataca directamente a tu olfato. No te pierdas este estudio llevado a cabo por la Universidad Estatal de Florida, en EEUU.

Una dieta rica en grasas puede hacerte perder el olfato

Cienciaxplora Una dieta rica en grasas puede hacerte perder el olfato

Publicidad

Durante seis meses, un grupo de ratones fue alimentado con una dieta alta en grasas en todas las comidas, y descubrieron que los roedores obesos eran más lentos a la hora de establecer una relación entre el olor y la recompensa.

El responsable del estudio, Nicolas Thiebaud, asegura que, “debido a que el olfato está vinculando con el comportamiento de ingestión para guiar la elección de alimentos, su potencial disfunción durante la obesidad podría evocar un bucle de retroalimentación positiva para perpetuar los comportamientos pobres de ingestión”.

Además, según comprobaron, estos animales sólo poseían el 50% de las células del cerebro responsables de la codificación de las señales de olor, lo que a la larga lleva a una pérdida del sentido del olfato.

Una dieta rica en grasas puede hacerte perder el olfato

Se produce “un aumento de la muerte celular y la infiltración de células de la microglia, lo que sugiere que una dieta de alto contenido en grasas conduce a un incremento de la inflamación de la mucosa olfativa, lo que explica la disminución de las neuronas sensoriales olfativas”, apunta el estudio.

Los olores y la salud
El deterioro del sentido del olfato o la incapacidad de oler las cosas correctamente se denomina anosmia, y puede tener consecuencias muy graves para tu salud. Si no hueles correctamente, también puedes perder la capacidad para determinar los sabores.

Por otra parte, la osmofobia es una intolerancia a los olores y conduce, por ejemplo, a las migrañas. Según un estudio de la Universidad Metropolitana de Santos de Brasil, al menos un tercio de las personas que sufren dolor de cabeza experimentan un aumento en su sensibilidad a los olores durante un ataque de migraña (en el caso de las mujeres este porcentaje se eleva a un 70%).

Además, ya de por sí los seres humanos tienen peor sentido del olfato. Según ha demostrado un estudio del Instituto Karolinska de Suecia, el bulbo olfativo humano (la estructura del cerebro de los vertebrados que procesa los estímulos sensoriales procedentes de la nariz) ya no se desarrolla después de nacer, mientras que el del resto de mamíferos sí.

Publicidad