Durante estos últimos años, la población se ha concienciado cada vez más con el medio ambiente y todos los seres vivos con los que convivimos. La empresa Edge Innovations nos muestra una posible solución al problema de los animales en cautividad con su creación más reciente, los delfines robóticos.

Aunque a veces los zoos o acuarios puedan resultar necesarios (para intentar salvar especies en peligro de extinción, por ejemplo), se están buscando maneras para mantenerlos sin dañar la vida de los animales. Edge Innovations es una empresa especializada en efectos especiales y animatrónica. Su última invención ha sido un delfín robótico que se mueve y actúa como uno normal.

Lo más sorprendente de estos animatrones es su realismo, ya que poseen una textura que imita a la piel de un delfín real. Además, también cuentan con capacidad de interactuar y nadar con los humanos, e imitar los trucos y las acrobacias de la misma manera que lo haría un delfín real. Esto permite que los humanos puedan seguir yendo a acuarios o parques marinos e interactúen

y aprendan de las distintas especies.

Los delfines robot pesan unos 270 kilos y se manejan mediante un control remoto a distancia, del que se encarga un operario del acuario. Por lo tanto, la persona encargada de su manejo solo tiene que dirigirlo siguiendo a los humanos de la piscina. Esto hace que los movimientos y las respuestas del robot se vean mucho más naturales.

De momento, esta nueva creación está pensada para ser utilizada en un

acuario chino, ya que el gobierno del país asiático ha decidido poner fin al uso

de animales salvajes para detener la propagación del coronavirus.

SEGURO QUE TE INTERESA:

Así se mueve el último modelo robótico de Boston Dynamics

Si tienes 65.000 euros ya puedes comprar el robot cuadrúpedo de Boston Dynamics