TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

EL EDIFICIO ORBITARÍA HASTA DAR LA VUELTA AL MUNDO CADA DÍA

La última locura: unos arquitectos quieren colgar así un rascacielos de un asteroide sobre Nueva York

La creación conceptual de una arquitectura utópica tiene ciertos rasgos de locura. Un equipo de arquitectos quiere cazar un asteroide, ponerle un paracaídas gigante y desde ahí desplegar un rascacielos sobre la ciudad de Nueva York. Así es el proyecto.

Concepto de rascacielos colgado de un asteroide

Cloud Architecture Office Concepto de rascacielos colgado de un asteroide

Publicidad

Nada de construir sobre el terreno. Nada de dragar, construir los cimientos y elevar el edificio hacia el cielo. No. El concepto –que raya la locura- es otro.

Un equipo de arquitectos –Cloud Architecture Office- quiere construir un rascacielos colgante que penda de un asteroide. (Repite conmigo, LOL).

El proyecto Analemma Tower se basa en desplegar un paracaídas gigante sobre la roca espacial, de ahí una correa de la que se balancee el edificio en una órbita continua o geoestacionaria (giro hasta volver al mismo punto de partida).

Analemma Tower, proyecto arquitectónico | Cloud Architecture Office

Así, el inmueble colgante regresaría sobre la ciudad de Nueva York cada 23 horas 56 minutos y 4 segundos exactamente tras culminar su órbita. Según los arquitectos, ello permitiría dar la vuelta al mundo en bucle cada día de los 365 días del año.

Desde el asteroide, hasta la atmósfera, así sería el rascacielos | Cloud Architecture Office

El rascacielos sería suspendido de un asteroide orbitando la Tierra a 50.000 km. de la superficie. El edificio en sí se colocaría a unos 32 kilómetros de nosotros.

La temperatura bajo cero a esa altitud, obviamente, haría que los vecinos de ese inmueble necesiten de trajes especiales para entrar y salir de sus casas.

Rascacielos colgante desde un asteroide | Cloud Architecture Office

Todo este concepto arquitectónico se adornaría, dicen sus artífices, con medios de transportes como coches voladores o naves tripuladas, que harían más fácil habitar tal edificio.

Publicidad