HORIZONTE DE SUCESOS

HORIZONTE DE SUCESOS

Ya tenemos la primera imagen del horizonte de sucesos de un agujero negro

El EHT (Event Horizon Telescope) ya nos ha ofrecido la primera imagen del horizonte de sucesos de un agujero negro, esto es, la zona a partir de la cual ni siquiera la luz puede escapar.

Antonio Pérez Verde
 Madrid | 10/04/2019

Tal y como esperaba la comunidad científica, ya tenemos la primera fotografía donde se aprecia el horizonte de sucesos de un agujero negro.

La expectación comenzó el pasado día 1 de abril cuando el Observatorio Europeo Austral (ESO, por sus siglas en inglés) anunció una conferencia de prensa para dar a conocer el primer resultado significativo del EHT (Event Horizon Telesocope). Lejos de tratarse de una broma del April Fools' Day, se cumplió lo esperado y por fin tenemos la ansiada imagen.

El EHT es un conjunto de radiotelescopios que operan bajo interferometría de muy larga base (VLBI) con participación española.

Con este proyecto se pretende estudiar dos agujeros negros supermasivos con el objetivo de captar su horizonte de sucesos y analizar su entorno más próximo. Uno de ellos es el que existe en el interior de la galaxia elíptica gigante M87, y el otro el que está situado en el centro de nuestra propia galaxia, denominado Sagittarius A*.

Carlos Moedas, responsable de Investigación, Ciencia e Innovación, dijo: “La ficción a menudo inspira a la ciencia y los agujeros negros han alimentado nuestros sueños y curiosidades. Hoy, gracias a la contribución de los científicos europeos, la existencia de agujeros negros ya no es solo un concepto teórico.

"Este asombroso descubrimiento demuestra una vez más que el trabajo conjunto con socios en todo el mundo puede llevar a lograr lo impensable y mover los horizontes de nuestro conocimiento".

Para interpretar la imagen, el horizonte de sucesos se corresponde con la circunferencia de luz más interna que podemos apreciar. Se trata de una superficie cerrada cuyo radio lo calculó Karl Schwarzschild y depende exclusivamente de la masa del agujero negro.

Una vez que se cruza esta zona, reina el desconocimiento. A partir de ahí, ni siquiera la luz puede escapar. Se rompe lo que se conoce como "principio de causalidad" de tal forma que todo lo que suceda dentro del horizonte de sucesos no repercutirá en el resto del universo.

De manera externa al horizonte de sucesos tenemos lo que se conoce como disco de acreción. Aquí es donde se empieza a arremolinar toda la materia que el agujero negro está captando.

Se acelera de tal forma que emite radiación en todas las frecuencias del espectro electromagnético a una energía extremadamente alta. Sin embargo, cuando esa materia atraviesa el horizonte de sucesos, simplemente desaparece.

Para un observador situado fuera del horizonte de sucesos, toda la materia que cae en la singularidad, que así se llama la zona interna al horizonte de sucesos, simplemente desaparece.

Deja de existir puesto que ocurra lo que ocurra con ella, no tendrá ninguna consecuencia fuera de ahí por la ruptura del principio de causalidad. Por lo tanto, no sabemos lo ocurre dentro.

Tan sólo sabemos lo que provoca todo esto y que, a priori, está en la propia singularidad: los restos de una estrella masiva que colapsó sobre sí misma.

Este colapso provocó un campo gravitatorio tan intenso en una región tan reducida que el espacio-tiempo de de formó de tal manera que ha generado una zona que no somos capaces ni de interpretar ni de analizar.

Con la imagen de hoy, sabemos un poco más de estos objetos y con los resultados que vaya proporcionando el EHT podremos interpretar de una mejor manera cómo se comportan los agujeros negros. Al menos de horizonte de sucesos para fuera.

Los mas vistos

Más noticias

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.