La vida evoluciona cada vez más rápido y con ella, la búsqueda de la vida fuera de la Tierra parece cada vez más imparable. Existen piezas que completan a rasgos muy pequeños el rompecabezas de si habrá vida más allá de nuestro globo. Expediciones y proyectos que se preparan y se llevan a cabo proporcionan respuestas a preguntas que antes parecían indescifrables. Las tecnologías avanzan a gran velocidad, lo que demuestra que cada vez parece más asequible cumplir la meta de encontrar una nueva casa para la humanidad. Y así lo corrobora un nuevo hallazgo: aminoácidos en el espacio, el compuesto orgánico esencial para la vida.

La misión

Hace más de veinte años una nave llamada Cassini fue lanzada a Saturno con el objetivo de explorar, realizar experimentos y estudiar el planeta gaseoso y sus múltiples satélites. Alcanzó el planeta anillado en 2004 y durante 13 años ha estado orbitando a su alrededor. La misión finalizó en 2017, y la recopilación de datos es tal que a día de hoy y durante las próximas décadas seguirán estudiándose para encontrar más respuestas al misterioso universo, según afirman los científicos.

La misión Cassini-Huygens es una de las más grandes de la historia de la exploración del sistema solar. Un proyecto cooperativo de la NASA, la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana sin tripulantes, llevada a cabo en 1997.

Encédalo, luna de Saturno

Uno de los grandes descubrimientos que realizó la misión fue Encédalo, el sexto satélite más grande de Saturno, puesto que presenta la primera evidencia de actividad hidrotermal fuera de la Tierra: bajo una corteza helada, el satélite está formado por un océano de aguas calientes. Estas aguas bullen y salen propulsadas a través de grietas que se generan en su superficie, en forma de géiseres de agua, que se congela en partículas y llegan al espacio en forma de granos de hielo.

Y es precisamente en estas partículas de hielo donde, tras los datos recogidos por la nave, se encontraron moléculas que contenían compuestos portadores de nitrógeno y oxígeno, productores de aminoácidos y por tanto, dos de los elementos químicos más importantes de la vida ya que los aminoácidos son compuestos orgánicos que se combinan para formar proteínas. Son pilares para la vida y cumplen muchas funciones.

El estudio lo ha llevado a cabo un equipo de investigación de la Universidad Libre de Berlín, dirigido por Nozair Khawaja, tras una inmersión profunda basada en los datos que se obtuvieron en la misión Cassini-Huygens de la NASA, finalizada en septiembre de 2017.

¿Vida espacial?

Agua líquida, fuente de energía y moléculas con oxígeno y nitrógeno: tres elementos esenciales de la vida en la Tierra. Muchas similitudes que estimulan muchas preguntas, y también respuestas. ¿Significa esto que la vida más allá de nuestro planeta es posible? Los datos recogidos no son suficientes para afirmarlo, pero es un gran indicio de que sí.

"Si las condiciones son correctas, estas moléculas que provienen del océano profundo de Encelado podrían estar en la misma vía de reacción que vemos aquí en la Tierra. Todavía no sabemos si los aminoácidos son necesarios para la vida más allá de la Tierra, pero encontrar las moléculas que forman aminoácidos es una pieza importante del rompecabezas" afirma el director de la investigación.

¿Y ahora qué?

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

Esta es la razón por la que la Tierra se congeló hace millones de años

'Vikram', el módulo de aterrizaje indio estrellado en la luna que ha desaparecido misteriosamente

¿Qué probabilidad hay de que el huracán Lorenzo afecte a España?