Sí, llevo un chubasquero... y además necesito un sitio donde podamos mojar, porque vamos a lanzar esta pelota empapada, dando vueltas.

En el centro de nuestra galaxia, hay un agujero negro supermasivo que concentra unas cuatro millones de veces la masa del Sol, en poco espacio y a su alrededor giran todas las estrellas, tal y cómo hace el agua que se escapa de nuestra pelota.

Vale, pero si dicen que un agujero negro lo absorbe todo, ¿porqué no se traga las estrellas?

Porque, al igual que el agua, todas las estrellas giran a una velocidad altísima de forma que su momento angular impide que caigan, del mismo modo que los calcetines se pegan a las paredes cuando la lavadora centrifuga.

Lo bueno de este experimento es que recoger es muy fácil.