Este 19 de diciembre se lanzará desde Guayana Francesa el proyecto europeo Gaia, que censará mil millones de estrellas en la Vía Láctea y es "especialmente español", porque desde aquí se ha construido, entre otros, el "gran parasol" que protegerá al satélite del Sol. 

Gaia, de la Agencia Espacial Europea, está equipado con la cámara digital más grande jamás construida para una misión espacial, con mil millones de píxeles, un ojo gigante que escudriñará y cartografiará nuestra galaxia y cuyos resultados supondrán, según los expertos, un antes y un después para la astronomía. 

Su objetivo, catalogar un 1% del total de la Vía Láctea -esos mil millones de estrellas- y enviar a lo largo de los cinco años que dura la misión el equivalente a casi 45.000 dvd de datos. Para ello son importantes todos los instrumentos, entre ellos el parasol de diez metros de diámetro que garantizará el aislamiento de los telescopios, a una temperatura constante de 170 grados bajo cero. 

Está compuesto de dos capas -mantas térmicas- separadas por unos diez centímetros, cada una de ellas integrada por varias láminas muy finas de distintos materiales, como el aluminio o kapton. Este parasol se desplegará a las tres horas del lanzamiento de Gaia y para su efectividad debe quedar completamente terso. 

Su extensión tardará unos nueve minutos, ha confirmado Diego Rodríguez, director de Espacio y Defensa de Sener, responsable del parasol. "Es la primera vez que se desplegará en el espacio de una sola vez un parasol tan grande -125 kilogramos-", ha subrayado.

Las empresas españolas han superado los objetivos marcados en cuanto a participación, de un 8,5% típico se ha pasado al 11,5%, según Rodríguez, para quien es una misión "especialmente española". Esto se ha debido a que este proyecto "encajaba bien" con tecnología española y a que entre el 2000 y 2010 se dio un impulso por parte del Ministerio de Industria al sector, con lo que aumentó la capacitación de las empresas.

Para este ingeniero, debido a los recortes en espacio, la mejor palabra que define ahora la situación es "riesgo" y ha opinado que previsiblemente habrá un descenso "notable" en la facturación.

En el apartado científico de Gaia participan la Universidad de Barcelona, la de A Coruña, Valencia, Vigo y Alicante, además de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, el Centro de Supercomputación de Barcelona, el de Supercomputación de Cataluña, la Fundación Galileo Galilei-Fundación Canaria, el Instituto de Astrofísica de Canarias y el de Ciencias del Espacio.