TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

LLUVIA DE ESTRELLAS

Llegan las impredecibles Boótidas de junio, la primera lluvia de estrellas del verano

La madrugada del 26 al 27 de junio será el mejor momento para observar la primera lluvia de estrellas del verano.

Para disfrutar de las Boótidas habrá que evitar zonas con contaminación lumínica

Observatorio Europeo Austral |Flickr Para disfrutar de las Boótidas habrá que evitar zonas con contaminación lumínica

Publicidad

Comienza el verano y no hay mejor manera de celebrarlo que disfrutar de la primera lluvia de estrellas de la estación. Desde el pasado día 22 y hasta el 2 de julio, es posible observar las Boótidas de junio, aunque el mejor momento para ver esta lluvia de estrellas será a partir de esta medianoche, cuando el fenómeno tendrá su pico más alto.

Esta lluvia tiene un número de meteoros por hora bastante impredecible, que puede llegar hasta el centenar aunque normalmente se pueden observar en torno a doce meteoros por hora. Por suerte para los que no se las quieran perder, las Boótidas caen muy lentamente, a tan solo 18 kilómetros por segundo, lo que hace que su observación sea relativamente fácil. Además, la luna, al comienzo de su fase creciente, contribuirá a experimentar el espectáculo.

Estos meteoros provienen de la constelación Bootes y son resultado de la estela de polvo y partículas del cometa 7P/Pons-Winnecke, que da una vuelta al Sol cada 6,4 años. Fue en el año 1998 cuando se registraron las primeras muestras de su actividad y desde entonces los aficionados a la astronomía levantan la vista al cielo cada año con el objetivo de verlas pasar.

La mejor idea para poder observarlas en todo su esplendor es alejarse de los núcleos de población para evitar la contaminación lumínica. Además, no serán necesarios prismáticos o telescopio: lo mejor es tumbarse en el suelo para tener un campo de visión más amplio y vivir el espectáculo.

Publicidad