Hace tan solo unas semanas, la NASA informó de la rozadura del asteroide 2015 TB145, dado que es una roca recién descubierta por la agencia espacial, justo el 10 de octubre.

El asteroide tendría un diámetro estimado de 400 metros –la altura la Torre Eiffel es de más de 300 metros-. Los científicos mantenían una estimación previa dentro del rango de 210 a 650 metros de anchura, pero la han ajustado. Viaja a una velocidad de 126.000 km/h a 1,3 veces la distancia entre la Tierra y la Luna.

Esta cercanía lo califica de potencialmente peligroso (NEO), pero la NASA descarta un posible impacto.

"Esta distancia de la órbita de la luna, junto con su tamaño, sugiere que será una de las mejores oportunidades de captar imágenes del asteroide en muchos años de los mejores", dijo Lance Benner, del JPL de la NASA, agencia que ha bautizado a la roca como 'Gran Calabaza' (Great Pumpkin)

Las diferentes informaciones y pronósticos de su tamaño no dejan de calificarlo como asteoide gigante. La comparación es inmediata. Algunos expertos indican que el asteroide 2015 TB145 descubierto es 22 veces más grande que el meteorito de Chelyabinsk, que penetró la atmósfera sobre Rusia en febrero de 2013.

Sin embargo, es de menos dimensiones que Icaro, la roca de 1,2 kilómetros de ancho que surcó sobre nosotros en junio.

Pese a todo, la NASA informó de que será el NEO de mayor dimensión conocido que rozará nuestro planeta a tan escasa distancia de aquí a 2027.

La rozadura o máxima aproximación de la roca se da a las 15.14 GMT del 31 de octubre, fecha previa a la noche de Halloween o víspera del día de Todos los Santos.

No obstante, los expertos confirman que para observar su estela con un simple telescopio de aficionado, es mejor optar por avistarlo la noche del 30 de octubre antes del amanecer del 31 de mes.

Cómo ver el asteroide 2015 TB145

“El brillo de la roca espacial -del tamaño de una luna llena- estará en una magnitud aproximada de 10, complicado a simple vista. No obstante, el asteroide es fácil de detectar con telescopio porque viaja por la constelación de Orión”, explica el astrónomo Eddie Irizarry en Earthsky.