TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

DIFERENTE IMPACTO ENTRE HOMBRES Y MUJERES

Desmayos, cáncer, sordera: así sufre una mujer astronauta cuando viaja al espacio

La NASA ha estudiado las condiciones físicas y psicológicas de los astronautas para buscar diferencias entre sexos. Las mujeres se marean más, pero los hombres sufren consecuencias en la vista y el oído.

Mujer en el espacio

NASA Mujer en el espacio

Publicidad

Cuando los astronautas viajan al espacio no solo tienen que preocuparse del equipaje. Es común que desorienten, tengan problemas de visión e infrecciones. La NASA acaba de publicar un estudio en el que analiza los efectos que sufren hombres y mujeres, y son bastante diferentes.

El objetivo de la investigación es establecer medidas para personalizar la medicina espacial y adaptar las instalaciones. Sus impulsores han tenido en cuenta a los que han vivido en la Estación Espacial Internacional hasta junio de 2013, y lo primero que han advertido es la disparidad: han contado 477 varones y solo 57 mujeres. Esto hace difícil extraer conclusiones, aunque señalan algunas diferencias.

Las féminas suelen marearse más a menudo antes de adaptarse a las condiciones de microgravedad de la nave. La respuesta al estrés también cambia: mientras que a ellas se les acelera el latido del corazón, en hombres se incrementa la resistencia vascular.

El síndrome VIIP, que se traduce en dificultar para ver con claridad,  es más común en los hombres: un 82% de ellos lo sufren, frente al 62% de mujeres. Y, aunque la sensibilidad a los sonidos disminuye con la edad (cuanto más mayores, más sordos), el descenso se acelera en los astronautas masculinos. Sin embargo, esto también ocurre en la Tierra.

Las mujeres tienen un sistema inmune más potente que les protege de bacterias y virus, pero les hace susceptibles a sufrir enfermedades autoinmunes. Son también más proclives tener infecciones de orina y a desarrollar cáncer como consecuencia de las radiaciones.

Según los resultados, no hay diferencias en cuanto al comportamiento o los posibles problemas psicológicos que pueden sufrir cualquiera de los dos sexos. Tampoco los trastornos del sueño en el espacio dependen del género.

Publicidad