NUESTROS OJOS SON LO PRIMERO

NUESTROS OJOS SON LO PRIMERO

Cómo mirar el Sol y no quedarse ciego en el intento

Bajo ningún concepto debemos mirar al Sol con unos prismáticos o un telescopio sin protección. Existen varios métodos para verlo de forma segura echando mano de la tecnología, del bricolaje o de la instrumentación astronómica.

Aspecto real de cómo se ve el Sol durante un eclipse usando el proyector casero
Aspecto real de cómo se ve el Sol durante un eclipse usando el proyector casero | Ángel Serrano/Universidad Rey Juan Carlos

¿Alguna vez os han dicho o habéis oído que no miréis el Sol a través de unos prismáticos o un telescopio sin protección? Pues es cierto, no lo intentéis. Para que os hagáis una idea de lo que puede pasarle a vuestros ojos, sería lo mismo que cuando con una lupa intentáis quemar un papel con un rayo de Sol y... sale ardiendo. Así quedarían vuestros ojos.

Hay formas muy seguras para ver el Sol y no quedarse ciego. Una de ellas es echar mano de la tecnología, porque las agencias espaciales han enviado varias misiones para estudiar nuestra estrella. Una de las páginas más completas es la de la misión SOHO (Solar and Heliospheric Observatory)

En esa página podemos ver el Sol en tiempo real con varios filtros, de una forma muy segura y en cualquier momento desde nuestro PC o smartphone.

Ahora bien, para los amantes del bricolaje tengo buenas noticias: con unos elementos bastante habituales (tres folios, papel cebolla, papel de aluminio, celo, cartón, regla, tijeras, lápiz y una aguja) podemos hacer un instrumento para observar el Sol. En esta página web de Ángel Serrano, perteneciente al Grupo Docente y de Divulgación de la Astronomía de la Universidad Rey Juan Carlos, explican paso a paso como llevar a cabo este sencillo proyector solar.

Al ser una imagen por proyección, no es dañina para la vista y lo podemos observar con total seguridad.

Y por último, para los que quieran invertir en una herramienta para ver el Sol, existen diferentes filtros y telescopios dedicados exclusivamente para ver el Sol. Las imágenes más impresionantes suelen obtenerse con un filtro Hidrógeno Alfa (H-alfa), pero ¡ojo!, si os hacéis con uno de estos filtros, ¡no se os ocurra mirar al Sol directamente! Los telescopios con H-alfa vienen preparados con otros filtros para poder mirarlo con seguridad.

Imagen del Sol observado con un telescopio adaptado con un filtro H-alfa

Estos filtros suelen ser algo caros, pero con un filtro de papel Mylar doble podemos cubrir los objetivos de unos prismáticos, sujetarlos con una goma y mirar al Sol, pero conviene descansar medio minuto por cada minuto que se observe para que no se caliente demasiado el filtro. Es una solución bastante económica.

Como véis, también se puede hacer astronomía diurna mirando el Sol, y si se toman las medidas oportunas no corremos ningún peligro y se puede disfrutar de una buena observación, sobre todo cuando el Sol está plagado de manchas, como ahora. Así que, bien usando las páginas web de las misiones espaciales, el bricolaje astronómico o los filtros correspondientes, podemos llevar a cabo una productiva observación.

Antonio Pérez Verde | @aperezverde | Madrid | 14/05/2014

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.