TecnoXplora » CienciaXplora » Astronomía

EL PRIMER ESPÁRRAGO EXTRATERRESTRE

El científico que quiere salvar el mundo plantando espárragos en meteoritos

Michael Mautner investiga cómo crear huertos en el espacio para salvarnos del fin del mundo. Su primer experimento ha sido plantar espárragos y patatas en muestras de meteoritos. El científico opina que es la solución para que los humanos podamos vivir en otras galaxias antes de que llegue el apocalipsis.

El primer espárrago extraterrestre

VCU News El primer espárrago extraterrestre cultivado en polvo de meteorito

Publicidad

Cuando un científico presenta una investigación, uno presupone que el avance estará impregnado de cierto –digamos- optimismo o esperanza. Pues no.

Porque, en esta ocasión, el científico cree que el fin del mundo será así: o un asteroide impactará contra la Tierra o el Sol crecerá hasta achicharrarnos o acontecerá una hecatombe nuclear o el cambio climático hará de nuestro planeta un lugar inhóspito.

Por eso, -piensa el científico- debemos prepararnos y colonizar nuevos mundos.

Michael Mautner

Primero, estableceríamos una base lunar y nuevas estaciones espaciales. Luego, poco a poco, crearíamos pequeños ecosistemas en asteroides y meteoritos, como oasis circunvecinos a las futuras ciudades humanas en otros planetas.

Cada colonia, insiste en científico, podría construir otras dos; y esas dos, otras cuatro; y esas cuatro, otras ocho; y, de manera exponencial, se salvaría la Humanidad de su propio fin del mundo. Y, así, sobreviviríamos, pero en otras galaxias.

Esta fe en el futuro de la Humanidad es la que ha llevado al profesor de química Michael Mautner, de la Virgina Commonwealth University, a desarrollar una serie de investigaciones que tienen como fin ‘plantar vida’ en el espacio.

“He estado estudiando las muestras de meteoritos para evaluar la fertilidad de sus suelos y plantar en ellos microorganismos y vegetales. Una variedad de bacterias de algas, espárragos y patatas crecieron en estas muestras de asteroides y rocas marcianas”, explica Mautner en una entrevista publicada por su universidad.

El científico afirma que ciertos meteoritos con carbono orgánico y nutrientes minerales pueden convertirse en huertos para alimentar a esas nuevas colonias espaciales. Sin embargo, no ha desvelado cómo un espárrago puede prosperar en un meteorito sin agua ni oxígeno.

“La vida en nuestro planeta es frágil, amenazada por la energía nuclear, el cambio climático, posibles impactos de asteroides y limitada por el agotamiento de los recursos naturales. Con el tiempo, la Tierra no será un planeta habitable, debido a la expansión del Sol. La vida en otros mundos es la única opción”, reitera el científico en un comunicado emitido por su universidad.

Ciencia y pesimismo, esta vez, van unidos.

Publicidad