VOLCANES EN EL SISTEMA SOLAR

VOLCANES EN EL SISTEMA SOLAR

Así es el cuerpo más activo (volcánicamente hablando) del sistema solar

Alrededor de Júpiter giran las cuatro lunas galileanas, descubiertas por Galileo en 1609. Una de ellas, Io, es el cuerpo volcánicamente más activo del sistema solar.

Cuatro lunas galileanas
Cuatro lunas galileanas | NASA

Gracias a los telescopios Keck II y Gemini Norte, los dos más grandes telescopios basados en Tierra, dos astrónomas han podido captar algunas de las mejores vistas del cuerpo más activo del sistema solar, volcánicamente hablando. Se trata de Io, uno de los cuatro satélites galileanos de Júpiter.

Cuando Galileo Galilei observó por primera vez este satélite allá por 1609 no se imaginaba que aquel punto que orbitaba Júpiter junto a Europa, Ganímedes y Calisto estaba poblado de volcanes. No fue hasta 1979 cuando se descubrió su gran actividad volcánica gracias a las imágenes proporcionadas por la sonda Voyager I.

Imágenes de Io en diferentes longitudes de onda del infrarrojo cercano que muestran los puntos brillantes que corresponden con las emisiones térmicas de los volcanes de la luna Io | K. de Kleer, I. de Pater, Gemini Observatory/AURA & Keck Observatory

Ahora, gracias a las observaciones de las astrónomas Katherine de Kleer, estudiante de doctorado e Imke de Pater, profesora de Astronomía y Ciencias Planetarias, ambas en la Universidad de California en Berkeley (Estados Unidos), han podido hacer un seguimiento de 48 puntos volcánicos de esta luna a lo largo de 100 noches en un período de 2 años.

De Kleer y de Pater observaron el calor en erupciones activas y en los flujos de lava enfriados donde determinaron la temperatura y la potencia de salida total en erupciones volcánicas individuales. Estas imágenes han sido posible gracias a la óptica adaptativa de estos telescopios, que utilizan espejos ajustables para eliminar los efectos de las turbulencias atmosféricas de nuestro planeta.

Mapa de Io que muestra todos los puntos calientes detectados. Cada círculo representa una nueva detección y el tamaño del círculo corresponde logarítmicamente a la intensidad. Las regiones más opacas son donde se ha detectado un punto caliente varias veces. El color y el símbolo indican el tipo de erupción | : K. de Kleer, I. de Pater, Gemini Observatory/AURA & Keck Observatory.

Con esta técnica observacional han podido observar volcanes separados del orden de 100 Km de esta luna situada a 587 millones de Km y que tiene un diámetro de 3.540 Km, comprobando nuevamente que la actividad volcánica en esta luna es mucho más extrema de la que tenemos en nuestro planeta.

Y tras analizar los datos encontraron algo desconcertante, y es que algunas erupciones parecen desencadenar otras, incluso cientos de kilómetros de distancia, algo para lo que no han encontrado explicación.

Antonio Pérez Verde | @aperezverde | Madrid | 28/10/2016

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.