El verano se presenta muy caluroso y, ante las sucesivas olas de calor, los aparatos de aire acondicionado se presentan como nuestro mejor aliado. Sin embargo, todo en la vida tiene un precio, y el gasto extra de energía que supone mantener la casa a una temperatura razonable tiene un coste económico importante.

En el vídeo te desvelamos una fórmula muy sencilla para saber la cantidad exacta que aumentará la factura de la luz como consecuencia del uso del aparato refrigerador. Además, en el tutorial se explica y detalla paso por paso el procedimiento, por lo que no cabe la posibilidad de perderse ni de equivocarse en las cuentas.

Si tras estimar el cálculo decides moderar las horas de consumo de aire acondicionado, antes de tomar una decisión drástica, aquí te ofrecemos algunos consejos para ahorrar mientras usamos este tipo de aparatos de climatización.

Para empezar, mientras el aparato de aire acondicionado esté en funcionamiento, es fundamental mantener cerradas las puertas y ventanas. Otro truco para no derrochar energía es ajustar la temperatura a 24 y 26 ºC.

A su vez, cuando no haya nadie en casa se recomienda apagarlo; del mismo modo que por la noche es necesario programar el modo sleep que tienen la mayoría de los aparatos.

Asimismo, no te olvides de limpiar los filtros una vez al año y revisa periódicamente el nivel de líquido refrigerante. Para ventilar, aprovecha las horas de menos calor del día, que suelen ser por la mañana y por la noche, y ayúdate de toldos y persianas para proteger tu casa en las horas de los picos de calor.

Por último, evita cocinar en el horno y, si es posible, combina el uso de aires acondicionados con ventiladores, que son mucho más económicos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR:

¿Es cierto que pierdes la mayor parte de calor corporal por la cabeza?

Alargascencia: ¿qué es y cómo te va a ayudar a ahorrar dinero?