Durante 2019 hemos oído hablar mucho sobre laHuawei baraja la posibilidad de sustituir la Play Store por la tienda de apps Aptoide como alternativa a Google Play, después de que la firma china se haya visto obligada a prescindir tanto de los servicios como de las apps de Google por el veto comercial de Estados Unidos a diferentes empresas chinas. Y parece que a la larga la gran damnificada por las maniobras de Estados Unidos podría ser precisamente Google, la empresa estadounidense detrás de Google Play, la tienda donde se alojan todas las apps que podemos instalar en nuestros móviles Android. Ahora como informa Reuters, los principales fabricantes chinos estarían preparando una tienda de apps paralela y alternativa a la de Google.

Menor dependencia de Google por parte de las firmas chinas

Según estas informaciones, tanto Xiaomi, como Huawei, Oppo y Vivo, los principales fabricantes de móviles de aquel país, están aunando esfuerzos para crear una nueva plataforma de software donde los desarrolladores fuera de China puedan ofrecer todas sus apps en esta tienda alternativa, y probablemente accesible desde todos los móviles de estas marcas. Esta nueva plataforma de momento ha sido tratada en la GDSA, la Alianza Global de Servicios para Desarrolladores. Esta plataforma tiene como principal objetivo facilitar la labor de los desarrolladores de juegos y otros contenidos multimedia para comercializarlos en países extranjeros.

Apps Google Play | Photo by Rami Al-zayat on Unsplash

Aunque la idea inicial de lanzar esta plataforma era la para el próximo mes de marzo, parece que la evolución del coronavirus afectará a esa fecha, que se podría retrasar o ser indefinida de momento. Esta plataforma de momento estaría disponible en nueve regiones, entre las que se encontrarían la India, Indonesia y Rusia. Esta alianza de los cuatro principales fabricantes chinos, buscan ganar fuerza a la hora de distribuir su propio software en países y regiones donde cada uno de esos fabricantes es fuerte. Como es el caso de Huawei en Europa, de Xiaomi en India, Oppo y Vivo en China y resto del sudeste asiático. De esta manera podrían plantar cara de una forma más homogénea al negocio de Google.

Este movimiento sin duda se ve como una amenaza a Google. Parece que la obligación de buscarse la vida por su lado de Huawei para poder ofrecer una tienda de apps alternativa podría haber propiciado esta alternativa a Google, que recordemos solo el año pasado ganó más de ocho mil millones de dólares en la venta de aplicaciones, juegos y contenidos multimedia en su tienda de Google Play, que llevan instalada por defecto todos los móviles con Android como sistema operativo. Google Play cobra una comisión del 30% a los desarrolladores por vender sus creaciones en su tienda.

Este es un movimiento que no nos extraña por dos razones. La primera el clima de inseguridad que se ha vivido entre los fabricantes chinos en 2019 con el caso de Huawei de fondo, que no puede vender ya apps a través de Google Play, sino que debe hacerlo a través de su tienda, que de momento está muy lejos de contar con las mismas apps y contenidos. Además, en otros sectores donde había una tienda predominante, como es el caso de Steam en PC, están apareciendo cada vez más alternativas, la más sonada ha sido la tienda de Epic Games. En cualquier caso esto es solo un primer movimiento en esa dirección, pero tendrá que cristalizar en una tienda en forma de app real en el futuro, y ahí se verá cuántos apoyos de los desarrolladores será capaz de recibir.