TecnoXplora » Apps

COMPARATIVA ENTRE LAS DOS APPS DE MENSAJERÍA

WhatsApp contra Telegram: encuentra las siete diferencias

No hablamos de pijadas imperceptibles, si no de aspectos sustanciales que harán que te decantes por un servicio u otro ¿En Telegram cómo funciona el 'doble check'? ¿Puedo chatear siendo invisible? ¿Por qué me llegan tantas notificaciones? Analizamos las principales diferencias.

Pavel Durov, creador de Vkontakte

Vkontakte Pavel Durov, creador de Vkontakte

Publicidad

Unos 200.000 españoles con smartphone se suman al día al chat de moda, Telegram, que viene de la fría Rusia con la firme y declarada intención de destronar a WhatsApp, rey indiscutible de la mensajería instantánea en nuestro país.

width=

Ya hace un tiempo que pulula por las tiendas de apps, pero pocos habíamos oído hablar de ella hasta la semana pasada, cuando de la noche a la mañana estalló la revolución. El chat de los hermanos Durov, fundadores de Vkontakte ('el Facebook ruso'), está causando furor con sus promesas de gratuidad eterna, seguridad y privacidad. Tenemos nuestras dudas, pero, de momento, ni confirmamos ni desmentimos. Como diría cierto expresidente, “estamos trabajando en ello”.

Entre tanto, vamos a hacer lo que un chaval cualquiera en una discoteca: guiarnos exclusivamente por la imagen. Las aplicaciones, como casi todo, tienen que entrarnos por los ojos y, en ese sentido, Telegram es sospechosamente parecido a WhatsApp. Vamos, que es un clon. Calcado. Los menús son casi idénticos, los emoticonos son los mismos y, si no fuera porque lo han teñido de azul y le han cambiado el logo, tendríamos problemas para diferenciarlos.

Es muy similar y, sin embargo, hay algunas diferencias de peso (aunque no muchas). A nosotros, que lo aprendimos de pequeños, nos ha dado por buscar las siete diferencias:

'Spam' informativo

Cuando un amigo cuyo número tienes guardado en la agenda del móvil se abre un WhatsApp, tú ni te enteras (a no ser que él te avise). Telegram, sin embargo, te bombardea con notificaciones cada vez que se suma un contacto. Y eso, ahora mismo, sucede demasiado a menudo. Visto desde la óptica contraria, tampoco es del todo deseable: cuando te abres una cuenta, todos los contactos de tu agenda que ya estén en Telegram reciben una notificación. Los que te caen bien y los que no (incluida tu ex). No podrás evitarlo.

El mito del 'doble check'... Ya no es un mito

- Ayer no te contesté al mensaje porque estaba hecho un trapo y me metí en la cama tempranito

- ¡Mentiroso! ¡Pero si me salió el 'doble check'! ¡Lo leíste y pasaste de mí!

Qué maravilla el WhatsApp y su 'doble check'... ¡Cuánto malentendido! Por más que se lo repitieras, tu novia y tus amigos más pejigueros no entendían que los dos 'ticks' no significan que lo hayas leído, si no que te ha llegado el mensaje. Recibido, no abierto. Como un sobre que sacas del buzón y dejas encima de la encimera de la cocina, sin revisar su contenido.

En Telegram esa excusa no te sirve: el 'doble check' se muestra cuando has abierto la conversación con esa persona y, por lo tanto, el mensaje ha aparecido en pantalla. Siguiendo con la metáfora, has abierto el sobre. Nadie puede asegurar que hayas leído lo de dentro (a lo mejor estabas mirando hacia otro lado), pero cualquier pretexto va a sonar bastante endeble.

Vamos por partes

Hace tiempo que en WhatsApp las notificaciones te permiten interactuar con el mensaje recibido, ignorándolo, respondiéndolo... Pero con Telegram, en este sentido, viajamos al pasado: los avisos, al menos en la versión para Android, vuelven a la barra de notificaciones y van de uno en uno. Si un mismo contacto te manda cinco mensajes seguidos, solo puedes ver el último antes de abrir la aplicación y que le salga el temible 'doble check'.

Se acabó la invisibilidad

Los usuarios de WhatsApp para Android no van a notar la diferencia, pero en iOS, desde hace ya bastante tiempo, la última hora de conexión –otra fuente inagotable de conflictos- se podía desactivar. En Telegram no hay 'tutía': los demás sabrán a qué hora cerraste el chiringuito te guste o no te guste.

Al menos de momento, porque en el apartado de preguntas frecuentes de la web de Telegram dejan la puerta abierta: “No tenemos un modo invisible aún. Pero podríamos añadirlo en el futuro”.

width=

¡Silencio, por favor!

Quién no ha silenciado alguna vez las notificaciones de un grupo de WhatsApp cuando sus amigos se estaban poniendo pesados con alguna tontería en el peor momento. Fotos de gatitos de allá para acá y tú, mientras tanto, en una reunión importante con el móvil vibrando encima de la mesa cada dos segundos. Terrible.

Pues aquí Telegram se lleva la palma. Además de los grupos, puedes silenciar individualmente cualquier conversación que mantengas con uno de tus contactos. Hará las delicias de los más discretos.

width=

La memoria de tu móvil respira aliviada... ¿O no?

Repasa la galería de fotos de tu móvil. ¿Cuántas son de WhatsApp? La mayor parte, ¿no? El chat verde tiene la fea costumbre de descargar y almacenar automáticamente las imágenes en tu dispositivo, pero eso con Telegram se acabó. El 'mensajero' ruso no guarda nada sin permiso y deberás ser tú el que acceda a las opciones de la imagen y decida preservarla.

Tu tarjeta SD se secará el sudor de la frente...

Aunque, por otro lado, Telegram permite compartir archivos de cualquier tipo, mientras que en WhatsApp solo podías enviar fotos, vídeos y audios (chiquititos). Igual no debería estar tan relajada...

Perfiles arcoiris

En WhatsApp, cuando un contacto no tiene asignada una foto de perfil aparece una silueta en gris y blanco. En Telegram, de padres rusos, la imagen predefinida parece un homenaje a la comunidad homosexual al más puro estilo Google: la silueta de cada contacto se muestra de un color distinto, dando lugar a un arcoiris que recuerda (al menos un poco) a la bandera gay. Jórobate, Putin.

Publicidad