CADA VEZ SOMOS MÁS EXIGENTES

CADA VEZ SOMOS MÁS EXIGENTES

¿Qué hace que desinstalemos o mantengamos una app en nuestro teléfono?

Un estudio muestra qué es lo que queremos de una aplicación y las consecuencias que puede tener para un desarrollador o una marca que tengamos una mala experiencia con la suya.

Dos personas utilizan dispositivos móviles
Dos personas utilizan dispositivos móviles | Ding Yuin Shan en Flickr bajo licencia CC

Cada vez descargamos más apps, aunque pueda parecer lo contrario debido a que es un fenómeno casi tan maduro como las redes sociales. También somos más selectivos, incluso antes de instalarlas, y dejamos de lado las apps de un único uso o de 'usar y tirar'. Todavía nos dejamos llevar por fenómenos virales y nos bajamos algunas que en principio parecen una chorrada, como Yo. Pero cada vez es más difícil que nos la cuelen.

Localytics mostró en un estudio publicado en septiembre de 2014 que, lejos de decaer, el tiempo que dedicamos a las apps sigue aumentando sin parar. Exactamente un 21% más respecto a 2013, especialmente en categorías como música, salud y fitness, redes sociales y viajes.

Otro estudio más reciente arroja algo de luz sobre qué es lo que necesitamos para mantenernos fieles a la app de un servicio o una marca. CA Technologies asegura que la lealtad a una app se dirime en un intervalo cortísimo de tiempo: seis segundos, para ser más exactos. Son los segundos que debe tardar una app en cargar antes de que la mandemos al carajo (o a la desinstalación perpetua).

La empresa encuestó a 7.000 consumidores en 18 países para explorar su experiencia de usuario, identificando las tres características que impactan más en ellos.

La primera es esa carga rápida, ya que el 68% afirmó que abandonó por un tiempo una marca o servicio por un funcionamiento deficitario. Pero, ojo, la mitad piensa que el tiempo debe ser mucho menor, de tres segundos: que tomen nota las apps que incluyen animaciones en su inicio.

En segundo lugar los usuarios priman la funcionalidad. Esto suena a perogrullo, pero muchas apps hacen que nos perdamos en menús interminables y opciones escondidas. El 70% usa apps cuyas tareas se realicen con poca dificultad de uso.

En último lugar, el desarrollador debe ofrecer una garantía de seguridad, mucho más si eres una marca reconocida. El 10% abandonaría una marca para siempre si tuviera un problema de este tipo, según el estudio.

En la encuesta de CA Technologies también se preguntó a los 'decision makers' de las empresas. En cristiano: a los que manejan el cotarro en el desarrollo de apps. Se alejan ligeramente de la percepción de la gente de a pie sobre lo que ofrecen sus aplicaciones. Sobre todo en el sector financiero, gubernamental y sanitario. En ese sentido los bancos, por ejemplo, tienen un problema con los 'millenials'.

¿Y cómo se traduce todo eso en dinero? Según el estudio, una app deficiente puede hacer perder el 27% de los clientes y, tras una experiencia mala, un 20% abandona temporalmente una marca, mientras que el 6% lo hace de forma definitiva.

La otra investigación, la de Localytics, también señalaba que ha caído desde 2011 el porcentaje de personas que usa una app en una única ocasión, y que han aumentado las que se abren más de una decena de veces. Está claro que cada vez nos ponemos mayor interés en no tener apps de más en el teléfono o tableta.

Javier Pérez Rey | @javierperezrey | Madrid | 11/04/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.