Durante estos días de Semana Santa Google y Apple han hecho un anuncio sin precedentes, pues se trata de una alianza de ambas empresas para poner sus recursos a disposición de la lucha contra el COVID-19. Ahora que muchos países estamos en el fragor de la batalla contra el virus, también hay tiempo para hablar del siguiente escenario, el de la desescalada de las medidas de confinamiento, y el regreso paulatino a la normalidad, que todos sabemos que va a tardar tiempo en llegar. Es en ese escenario donde Apple y Google quieren que sus recursos sean más necesarios que nunca para que todo sea más sencillo en ese regreso a la normalidad, siempre utilizando la tecnología a la que todos tenemos acceso. Eso sí, haciendo mucho énfasis en el respeto a la libertad individual de cada usuario.

Tecnología para prevenir más contagios

Es evidente que estos días los comités de expertos científicos de medio mundo están desbordados buscando la mejor manera de poder volver a nuestra vida cotidiana cuando las cifras de nuevos contagios se hayan estabilizado y se tenga la posibilidad de controlar de nuevo esos la propagación del virus de una manera más eficiente. Ahí es donde la nueva alianza entre Google y Apple quiere ayudar a las autoridades a contar con más medios para poder tener más información acerca de los movimientos de las personas. Lo primero que hay que tener claro es que la tecnología que quieren proporcionar desde estas dos empresas a las autoridades se basa en la tecnología bluetooth.

El ejemplo de Singapur y la conectividad bluetooth

En lo que trabajan tanto Apple como Google conjuntamente es en una API, que es un módulo que los desarrolladores de software pueden utilizar en sus apps para poder implementar un seguimiento de casos basado en la tecnología bluetooth. Esto facilitará a los diferentes gobiernos que estén desarrollando apps para hacer seguimiento de la población para evitar contagios, contar con una herramienta común en el intervalo de tiempo más corto para poder comenzar ya a luchar contra la propagación del virus. Se toma de esta manera el ejemplo de Singapur, el país que ha sido más creativo en este aspecto, que ha desarrollado una app basada en bluetooth, y no en la ubicación GPS, para poder trazar mejor el desarrollo del virus y su propagación.

COVID 19 | Photo by Martin Sanchez on Unsplash

A este respecto, el comunicado de ambas compañías recalca que “En los próximos meses, Apple y Google trabajarán para habilitar una plataforma más amplia de rastreo de contactos basada en Bluetooth al incorporar esta funcionalidad en las plataformas subyacentes.” Si nos basamos en la app de Singapur, esta lo que hace es trazar los contactos que una persona tiene con otras a una distancia de menos de uno o dos metros, aunque el bluetooth puede llegar a un alcance de diez metros, lo que se quiere saber así es el número de personas que han estado lo suficientemente cerca como para haberse podido contagiar en el caso de que notifiquemos que hemos contraído el virus.

En ese momento, con los datos de contactos, solo en posesión de las autoridades sanitarias, se puede contactar con todas aquellas personas que han estado cerca de este positivo por COVID-19 y aislar mejor los posibles nuevos casos, algo que sería mucho más fácil de manejar en una hipotética futura situación con muchos menos casos.

Siempre protegiendo nuestros datos y privacidad

Este ha sido uno de los aspectos clave en el anuncio de Google y Apple, el de la privacidad de los usuarios. Ambas firmas ponen por delante este aspecto, y aseguran que “La privacidad, la transparencia y el consentimiento son de suma importancia en esta iniciativa, y esperamos construir esta funcionalidad consultando a las partes interesadas. Publicaremos abiertamente información sobre nuestro trabajo para que otros la analicen.” La idea es que los datos de los usuarios se cedan solo de manera voluntaria, ya que la descarga de esta app no será obligatoria para los usuarios. Eso sí, todos aquellos que la utilicen deberán aceptar probablemente el uso de esos datos para cederlos a las autoridades, que los cruzarán con los de otros usuarios.