APPLE QUIERE SU PROPIO GOOGLE DOCS

APPLE QUIERE SU PROPIO GOOGLE DOCS

Ya puedes usar iWork hasta en Windows gracias a la beta de iCloud

Si algo nos ha enseñado la historia es que Apple no sabe hacer buenos servicios en la nube, aunque puede que se redima con la llegada de iWork a iCloud.

iWork
iWork | iWork

Los días en los que había que hacerse con un CD del Office 2000 parecen muy lejanos, ¿verdad? Casi mejor, porque trabajar con la suite de ofimática de Microsoft era casi obligatorio en aquellos tiempos y no había alternativa para quienes la odiábamos con todas nuestras ganas porque era fea, poco intuitiva y más de una vez te fastidiaba el trabajo porque se colaba.

Como digo, esos días son historia porque hoy hay tropecientas alternativas, entre ellas, una nueva, la de Apple, que ha puesto a disposición de todos sus usuarios con una cuenta Apple ID (esto es, la que usas en el iPhone, el iPad o el Mac) la suite de iWork. Y si no tener que bajarse nada te parece una avance, poder usarla en Windows y en Chrome, como he hecho yo para escribir este artículo, es toda una gozada añadida, aunque solo sea por apuntar a los fanáticos de Apple con el dedo y hacer la risita de Nelson Muntz.

Aspecto de iWorks

Este movimiento no debería extrañarnos a ninguno. Google tiene Google Docs, y funciona a las mil maravillas; y Microsoft va poco a poco acercándose al mundo de la nube con Word y compañía, hasta el punto de hacer gratuita su otrora cara suite de ofimática en Android. Son otros tiempos, unos en los que hasta Apple abre sus puertas a cualquier Acer de 200 euros con conexión a internet.

Pero dejémonos de chistecitos, ¿qué tal funciona iWork en iCloud? Pues bien, como cabría esperar. Tanto Pages como Keynote como Numbers, los equivalentes a Word, PowerPoint y Excel de Apple, funcionan rápido, tienen su diseño característico de sobremesa y pueden ejecutar archivos desde escritorio o desde iCloud. Quizá el mayor incordio se tener que actualizar tu cuenta de iCloud, lo que la inutiliza con cualquier sistema operativo anterior a iOS 7 o MAC OS X Yosemite, pero este es el precio del progreso.

Las funcionalidades son las que cabría esperar de cada uno, aunque por ejemplo, Pages es una maravilla en comparación con Word o Docs para maquetar textos, permite un espacio de trabajo sorprendentemente limpio y, a diferencia de Word, es gratis y más completo que Docs. Keynote, aunque no está en tan buen estado como en su versión para escritorio, también adelanta por la izquierda a PowerPoint con más animaciones y más facilidades para crear transiciones que no parezcan hechas por tu 'yo' del instituto.

Aspecto de iWorks

Así que nada excepcional de momento, salvo el hecho de poder usar todo esto en Windows por primerísima vez, lo que sin duda es un buen puñetazo en el píloro a Microsoft, que ve cómo Google le roba una parte de usuarios y ahora Apple va a por otro buen pellizco de la misma. Obviamente, Office sigue contando con la ventaja de poder usarlo offline, pero los usuarios de Mac pueden hacer eso con las versiones de toda la vida, que ahora son gratuitas, de iWork.

¿Está Apple haciéndose más proclive a que sus programas y sus dispositivos se usen en entornos ajenos al suyo? Hace años que iTunes o QuickTime se usan en Windows de forma normal y corriente, por lo que la llegada de iWork no es tan rompedora, pero que lo haga como un servicio en la nube que puede sepultar las esperanzas de Microsoft de un Office online funcional es algo a tener en cuenta.

Al fin y al cabo, los usuarios que usan el iPhone y luego un ordenador con Windows siguen siendo mayoría. Pero si en ambos servicios usan iCloud, pues blanco y en botella. Sin duda, un movimiento de Apple al que seguirle la pista.

Bruno Louviers | @brunolouviers | Madrid | 20/02/2015

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.