Durante muchos años hemos utilizado cuadernos y libretas para hacer anotaciones, apuntar ideas y dar rienda suelta a nuestra imaginación de la manera más creativa. El papel siempre ha sido un gran aliado de nuestra creatividad, pero lamentablemente tienen un alto coste medioambiental. También hemos utilizado todo tipo de pizarras, las que comúnmente conocíamos como Vileda, que nos permitían escribir y pintar tantas veces como quisiéramos porque se podían borrar fácilmente. Pero la evolución de estas pizarras ya está entre nosotros desde hace un cierto tiempo, aunque ha sido en el último año cuando se han hecho más populares. Tanto que hasta Xiaomi se ha atrevido ya con una de estas pizarras electrónicas, lo que sin duda nos advierte de la mayoría de edad que ha alcanzado ya este segmento del mercado.

Pizarras electrónicas, baratas y muy prácticas

Sin duda es lo que más nos atrae de este tipo de pizarras electrónicas, que han actualizado su formato hasta convertirse en pseudo tabletas que nos permite dibujar libremente y escribir sobre una pantalla normalmente de color negro. Son dispositivos muy sencillos, pero extremadamente precisos a la hora de permitirnos dibujar o escribir. A su favor tienen un precio realmente económico, incluso en tamaños grandes, y en contra, que solo podemos dibujar o escribir sobre un fondo negro y generalmente con un solo color.

Una pizarra electrónica estándar | Amazon

Un buen ejemplo es esta pizarra que podemos comprar en Amazon por 14,99 euros. Tiene un buen tamaño de 12 pulgadas, y sobre su fondo negro se puede dibujar en un color verde fluorescente. Viene con un lápiz para poder hacer más cómoda la escritura, y con un simple botón para borrar todo el contenido al instante. Así que no podemos guardar nuestras obras, salvo que las inmortalicemos con la cámara del móvil. Una tableta ultra fina perfecta para poder tomar notas o dibujar en la clase o en el trabajo. Su batería es una pila de botón que según el uso que le demos puede darnos varios meses de autonomía.

Pizarra | Woxter

Woxter tiene una tableta destinada al entorno profesional que es realmente interesante, porque sobre el mismo principio, pantalla de color negro con escritura verde fluorescente, nos ofrece un gran tamaño de 15 pulgadas, además de un sensor de presión, que permite dar diferente intensidad a los trazos que hacemos en ella. Es más cara, pero sigue siendo un buen precio. En este caso son necesarias dos pilas de botón para alimentarla. Esta tableta además cuenta con un botón para bloquear el contenido, que impide que alguien pueda dibujar sobre él o borrarlo, lo que sin duda es una gran idea.

Pizarra a todo color | Newyes

Si quieres un poco más de color, hay pizarras que ofrecen en lugar de un solo color flúor, varios a la vez. Esto quiere decir que cuando dibujamos sobre la pantalla los trazos se van mostrando en diferentes colores, que dependerán de la posición de la pantalla donde estemos dibujando. Cuenta con el mismo principio que el resto, pero a cambio nos permite dibujar en colores, algo que sin duda puede dar mucho más juego e incluso ser más divertido, además cuesta solo 16,99 euros. Como decimos, son las compañeras perfectas para los estudios y el trabajo, sobre todo porque son baratas y muy prácticas.