Los sistemas operativos suelen ser instalaciones bastante herméticas que vienen acompañadas por una serie de aplicaciones y herramientas que el fabricante considera necesarias pero que, en ocasiones, chocan con lo que un usuario necesita. Es por eso que muchos optan por versiones personalizadas, que eliminan lo que consideran innecesario y le suman otras herramientas enfocadas a actividades más concretas.

Estas versiones de Windows han existido toda la vida y han gozado de un relativo éxito, sobre todo entre aquellos colectivos de usuarios que buscan obtener el máximo rendimiento de sus equipos, o que no quieren estar vigilados por lo que consideran aplicaciones puestas ahí para saber qué hacen, cómo lo hacen y cuándo lo hacen. Y aunque Microsoft siempre ha parecido que no le importaban estas cosas... ahora parece haber cambiado de opinión.

Guerra declarada a las builds alternativas

Microsoft ha decidido empezar una lucha contra estas versiones customizadas de Windows 10 al considerar que atentan contra sus derechos de autor, por lo que ha iniciado una ofensiva que busca avisar a los sitios de descarga que están alojando enlaces de a contenidos que, según ellos, infringen derechos de autor y cuyas releases del OS se distribuyen de forma completamente gratuita entre todos los usuarios.

Hay que recordar que muchas de estas builds especiales lo que hacen es eliminar recursos que Windows decide instalarnos por defecto, para sustituirlos por otros enfocados a trabajos más concretos. Por ejemplo, aquellas que llegan con todo un arsenal de recursos que mejoran la seguridad, bloquean potenciales bugs o añaden recursos que ayudan a investigadores o empresas que auditan sobre seguridad online.

Es el caso de Ninjutsu OS, que se encuentra en el punto de mira de Microsoft y que, sobre el papel, no se salta la necesidad de contar con una licencia oficial, y comprada, de Windows 10. La diferencia respecto de la release oficial es que permite a los usuarios que se bajan esta versión instalar de una tacada apps que de otra forma deberían ir a buscar a sus respectivas webs una a una. Lo que ahorra trabajo y tiempo a quienes las necesitan.

Menú de inicio de Windows 10 | Microsoft

El proyecto, alojado en GitHub, ya ha sido reportado por Microsoft a la BSA (Business Software Aliance) por problemas con los derechos de autor por lo que todos los enlaces de descarga han sido eliminados. Las razones esgrimidas por los de Redmond fueron tomadas del texto que acompaña estos enlaces de descargas de Ninjutsu OS, que según sus responsables permite "personalizar Windows 10 con ajustes muy potentes y optimizar" el sistema, pero también "deshabilitar muchas de las molestas características integradas en Windows". Además, afirma "proteger su privacidad modificando y personalizando Windows 10" gracias a que deshabilita "muchos programas y servicios de Windows".

Hay que recordar que esta tarea de eliminación de los enlaces no ha sido demasiado problemática ya que el propio site donde estaban alojados, GitHub, es propiedad de Microsoft. Por lo que todos los procedimientos parecen haberse acelerado considerablemente. ¿Estamos ante el final de las versiones custom de Windows 10? Veremos.