Sea cual sea el dispositivo que utilizamos, el malware es sin duda la gran amenaza a la que estamos expuestos cuando los utilizamos. Y lejos de relajarse esta amenaza, la realidad es que cada vez son más los riesgos que nos presenta esta práctica que tanto les gusta a los hackers. El caso es que un informe de seguridad asegura que el malware no ha parado de crecer en 2020, durante su primer trimestre, y precisamente los móviles Android vuelen a ser el principal objetivo de este grave problema para la seguridad de nuestro dispositivo.

Más malware en 2020

Secure-D ha publicado un informeque apunta a un importante repunte del malware descubierto a lo largo de este tiempo. De hecho si comparamos con el mes de junio de 2019, se ha duplicado la cantidad de malware detectado. En total han sido más de 29.000 apps maliciosas las que se han detectado a lo largo del primer trimestre de 2020. Estos datos se han recogido de 31 operadores en 20 países de todo el planeta. Por lo tanto no solo no se ha reducido el malware presente en apps, sino que se ha duplicado por completo.

Informe de Secure-D | Secure-D

También las transacciones fraudulentas han aumentado con fuerza durante este primer trimestre de 2020. Lo peor para los usuarios de Android es que la mayoría de las apps infectadas con malware estaban presentes en la Google Play Store. Lo más inquietante es que esta tienda cuenta con su propia capa de seguridad, “Google Play Protect” que escanea las apps instaladas en los dispositivos y las disponibles en la tienda en busca de malware, por lo que parece que este filtro no está siendo eficiente en absoluto.

Malware | Pixabay

El responsable de Secure-D ha asegurado que lejos de reducirse el malware y las amenazas durante los tiempos de confinamiento a nivel mundial, esta situación ha sido utilizada por los hackers precisamente para aumentar el número de ataques y transacciones maliciosas. La mayoría de este malware busca que los usuarios se suscriban a servicios de publicidad Premium sin tener conocimiento de ello, muchas veces con procesos en segundo plano que generan grandes ingresos para los hackers.

El principal objetivo los hackers son las apps de noticias, redes sociales, juegos, reproductores y editores de video. Y una vez más son los móviles Android los más vulnerables ante estos ataques. Aunque no estamos seguros si es por una flagrante falta de seguridad de estos móviles, o si porque la cuota de mercado de Android, que supera el 90% mundial, hace mucho más lucrativa la actividad de malware para estos móviles, en lugar de para sistemas como iOS mucho más minoritarios. De los 326 millones de transacciones móviles que han sido analizados, un total de 290 millones han sido detectados como fraudulentos, principalmente en países como Tailandia, Brasil e Indonesia.