LO PUEDEN HACER CON LA APP FAMILY LINK

LO PUEDEN HACER CON LA APP FAMILY LINK

Google permite así a los padres bloquear remotamente el smartphone de sus hijos

La aplicación ‘Family Link’, que acaba de actualizarse, permite a los padres llevar un control del uso que sus hijos hacen de sus smartphones e incluso pueden bloquear sus terminales remotamente.

Niños con smartphone
Niños con smartphone | mru24 en flickr cc

Pablo G. Bejerano | @pablogbej | Madrid | 20/09/2018

Las medidas de control parental son uno de los caballos de batalla en los últimos años. Desde hace ya tiempo, los gadgets y el acceso a Internet –con la ventana inabarcable que esto conlleva– están en el día a día de todos. Y los niños no son una excepción. Los smartphones y las tabletas están en cualquier lugar de la casa y niños de todas las edades las manejan asiduamente.

No solo eso. Desde edades muy tempranas los más pequeños tienen su propio smartphone, con acceso a aplicaciones e Internet. Esto ha llevado a que se pongan controles parentales en las tiendas de apps, en los navegadores, en las redes sociales o en los propios sistemas operativos móviles. Pero la aproximación de Google con ‘Family Link’ es una de las más firmes en su propósito.

La compañía lanzó unos meses antes esta aplicación con el objetivo de controlar los movimientos que los menores hacen con sus smartphones. En aquel momento solo se destinaba a niños de menos de 13 años, pero ahora Google ha extendido su alcance a los adolescentes de mayor edad.

Con Family Link los padres pueden impedir el acceso a aplicaciones en el smartphone de su hijo desde su propio terminal. Pero también pueden llegar a bloquear el teléfono en sí de forma remota. Con la nueva versión de la app pueden hacerlo incluso desde Google Assistant, con un simple comando de voz.

Family Link | Google

De la misma forma que un usuario puede preguntar a Google por el tiempo que hace o pedirle que cree una nota en su calendario, también puede pedirle que bloquee el terminal de su hijo. A partir de ese momento, los adolescentes tendrán unos pocos minutos para finalizar aquello que estén haciendo antes de que el móvil se apague.

No es un método infalible, según advierten desde Google, pues los niños tendrán forma de saltarse los controles. Sin embargo, los padres lo sabrán, con lo que podrán actuar en consecuencia. El propósito de la compañía no es crear herramientas rígidas sino opciones de control que permitan a los progenitores educar en el uso del smartphone. En realidad, el apagado remoto del terminal debería ser el último recurso.

La aplicación está disponible para Android, como no podía ser de otra forma, y también en iPhones. La actualización llega justo en el momento en que el software iOS 12 de Apple permitirá a los padres controlar el tiempo de exposición de sus hijos a la pantalla del móvil.

Más noticias

Los mas vistos

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.