Empieza a ser preocupante lo cotidiano que es conocer casos de fugas de datos, problemas de privacidad o hackeos en apps, webs y servicios de las plataformas más destacadas de Internet. La última de ellas es la de Google Fotos, el gigante de la fotografía que utilizan más usuarios a diario, que ahora ha sufrido un problema de seguridad que ha llevado a algunos usuarios a ver vídeos que no correspondían a su cuenta. Vamos a conocer todos los detalles de este grave problema de privacidad que sin duda no esperábamos de un servicio como el de Google Fotos.

Algunos vídeos privados han llegado a terceras personas

Muchos de nosotros tenemos toda nuestra vida en forma de fotos y vídeos dentro de Google Fotos. La aplicación se encarga de guardar las fotos de cientos de millones de usuarios todos los días de forma automática, así como vídeos dentro del plan gratuito de la firma de Mountain View. No hemos conocido hasta ahora fallos importantes o brechas de seguridad de la app, pero en esta ocasión sí que ha trascendido un problema de seguridad que podemos describir como grave, ya que ha implicado la exposición de vídeos privados a terceras personas, algo que evidentemente resulta inquietante para los que estamos utilizando esta plataforma todos los días. Ha sido la propia Google la que ha desvelado la existencia de este problema de seguridad que ha llevado precisamente a tener que comunicarlo a los usuarios.

 

Lo ha hecho a través de un correo electrónico que ha enviado a los usuarios afectados por este problema técnico que ha derivado en un fallo de seguridad de los datos almacenados por los usuarios en la plataforma. Estos han podido conocer a través de esta comunicación que algunos de sus vídeos han terminado en las cuentas de otros usuarios, que han podido tener acceso a ellos-

¿Cómo ha ocurrido?

No se ha tratado de un problema en el que los vídeos de estas personas hayan aparecido en la biblioteca de terceros, sino que ha sido mediante la herramienta Google Takeout. Esta sirve para extraer todos nuestros datos almacenados en una cuenta de Google, para poder tener una copia de seguridad local de todos ellos. Antes de hacer la copia podemos elegir los contenidos que serán exportados para poder descargarse, y unos de estos contenidos son precisamente las fotos y vídeos de nuestra cuenta de Google Fotos.

Lo que ha ocurrido es que ha habido personas que al descargar su copia de seguridad de Google, se han encontrado con vídeos de otros usuarios que no les pertenecen. Esto técnicamente es una fuga de datos privados, accidental, pero fuga al fin y al cabo. Como consuelo hay que apuntar que solo el 0.01 por ciento de los usuarios de Google Fotos se han visto afectados por este fallo técnico. Eso sí, estamos hablando de un servicio que tiene más de mil millones de usuarios, por lo que incluso ese porcentaje puede ser un número elevado de personas. El problema técnico ya está solventado, y afectó a los usuarios entre el 21 y el 25 de noviembre. Tras la publicación de estas informaciones, Google ha emitido un comunicado para aclarar lo sucedido:

"Estamos notificando a nuestros usuarios sobre un error que puede haber afectado a aquellos que usaron Google Takeout para exportar su contenido de Google Fotos entre el 21 y el 25 de noviembre. Estos usuarios pueden haber recibido un archivo incompleto o videos (no fotos), que no eran suyos. Hemos solucionado el problema subyacente y hemos realizado un análisis en profundidad para evitar que esto vuelva a suceder. Lamentamos mucho los posibles inconvenientes". - Portavoz de Google