TecnoXplora » Apps

¿POR QUÉ LOS PALOS SE LOS LLEVA LA FILIAL DE FACEBOOK?

Fallan Instagram, Viber o Gmail, cariño; pero tú solo te cabreas si se rompe WhatsApp

La segunda gran caída de WhatsApp, como filial de Facebook, fue un clamor en las redes sociales. Nada nuevo. Sin embargo, otra veintena de grandes compañías también sufrieron roturas estos días, fallos que pasan desapercibidos ante el cabreo que supone no poder enviar un ‘whatsapp’.

Mujer en la cama con el móvil

Daily Mail Mujer en la cama con el móvil

Publicidad

Justo el mismo día en que se rompía WhatsApp, tras lograr otro récord de mensajes enviados, otros muchos usuarios soportaban cortes en servicios gratuitos o de pago de otras compañías.

Por ejemplo, falló de una manera severa, y al mismo tiempo, Instagram, otra de las filiales de Facebook. Hubieron muchas quejas de que no funcionaba el feed de las fotos o que las imágenes se veían pixeladas.

Pero, además, muchos internautas tuvieron incidencias a la hora de enviar correos electrónicos a través de Gmail. Algo similar sucedió con Snapchat, el chat de fotos efímeras por el que tanto suspira Marck Zuckerberg.

Yahoo! Mail, Netflix, Xbox Live también sumaron problemas en este recién comenzado mes de abril. Así lo certifica Downdetector, que recopila en mapas interactivos las incidencias enviadas por los afectados desde sus perfiles sociales.

En el ranking de esta web, no aparece ni por asomo WhatsApp, cuando se clasifican las diez peores fallas en el servicio prestado por otras empresas. De hecho, el grito de desesperación lo están dando los que utilizan Viber, que es la tecnológica que domina el top ten. Pero no es trending topic.

Outage top 10

¿Por qué es WhatsApp quien se lleva todos los palos cuando deja de funcionar? Posiblemente, por dos motivos.

El primero es que ya no es un servicio gratuito, sino que cobra una cuota anual. Si fuera gratis, te fastidias, pataleas, pero aguantas. Sin embargo, pagas y te enfada abonar por el peaje y que la autopista esté llena de baches.

Aunque, tal vez, la segunda y más relevante razón sea la ‘whatsapp-dependencia’ de un servicio que crece sin freno entre los propietarios de un teléfono móvil. Si tienes un smartphone, usas compulsivamente los mensajes gratis, ya sean de WhatsApp, Telegram o Line.

Porque los SMS o llamar por teléfono fijo es cosa de abuelos. Ya existe una nueva era post-PC denominada generación WhatsApp. Solo hay que mirar un poco el mapa en los adictos al servicio de mensajería móvil.

Uno de cada cuatro adolescentes entre 16 y 19 años usa WhatsApp activamente cada mes en todo el mundo. Y, en países como Estados Unidos, era una app residual que apenas tenía 7 millones de usuarios en 2013. O, al menos lo era hasta que Facebook le hizo la mejor publicidad posible con su adquisición.

Ahora, WhatsApp crece a un ritmo del 230% en América del Norte, según datos de GlobalwebIndex.

Esos malditos grupos de WhatsApp que te petan las notificaciones del teléfono...

Aprender a caminar, madurar y hacerte mayor sin ningún tropiezo es complicado, aunque tu tutor sea Facebook, ¿no? Pues no te extrañe que a WhatsApp le entren agujetas cuando bate nuevos récords.

Así que, cuando se cae, imagina el ruido que hacen 465 millones de usuarios en todo el mundo, gritando, tuiteando, insultando, cabreados, muy cabreados, todos y al mismo tiempo. Sobre todo, porque el día antes habían enviado 20.000 millones de mensajes y recibido otros 44.000 millones en todo el mundo.

Con esos multimillonarios datos de tráfico, la palabra dependencia es demasiado suave. Canta conmigo, … ‘like a rolling stone’.

Publicidad