NUEVA LEY DE RESILIENCIA CIBERNETICA

Europa quiere que nuestros dispositivos sean más seguros frente a las ciberamenazas

La nueva ley busca que los fabricantes prioricen la seguridad sobre otros aspectos de sus dispositivos.

Publicidad

Es evidente que en muchos aspectos la Unión Europea va por delante de otros muchos órganos de gobierno a nivel mundial, en lo que se refiere a garantías para sus ciudadanos, a todos los niveles. En el lado de los consumidores también, ya que cada vez es más habitual que se promulguen leyes con el objetivo de ampliar la protección de los consumidores. En las últimas semanas hemos conocido importantes novedades en la protección de los consumidores a la hora de adquirir dispositivos electrónicos. Y las nuevas medidas anunciadas por la Comisión Europea apuntan precisamente a un refuerzo en la defensa de los derechos de los consumidores, concretamente frente a las ciberamenazas que nos acechan en todo tipo de dispositivos.

Nueva Ley de Resiliencia Cibernética

La resiliencia es una palabra que hemos escuchado mucho en los últimos años, sobre todo a raíz de la pandemia y de las medidas que han tomado los legisladores para hacer frente a esta. Pues bien, esta nueva ley lo que busca es garantizar unos mínimos a la hora de comercializar dispositivos electrónicos y software, que garanticen una protección frente a diferentes amenazas, con un hardware y un software mucho más seguro en general.

Ciberseguridad
Ciberseguridad | Pixabay

La Unión Europea ha cifrado en 5,5 billones de euros el coste anual estimado que tiene el impacto de la ciberdelincuencia en nuestro continente. Por eso con esta nueva legislación quieren reducir al mínimo el impacto de estas prácticas de los ciberdelincuentes. Para ello quieren hacer frente a los dos grandes problemas que genera esta actividad fraudulenta. Como son las vulnerabilidades generalizadas que se encuentran en muchos dispositivos y software. Así como los problemas que generan las actualizaciones de seguridad, claramente insuficientes a los ojos de los legisladores.

También se busca mejorar la comprensión por parte de los consumidores de los riesgos que pueden sufrir dependiendo del tipo de dispositivos que compren. Para ello se busca mejorar la información previa a la compra que recibimos todos, en el propio producto o en el punto de venta. Básicamente lo que se quiere es extender las leyes de ciberseguridad a muchos dispositivos y software que actualmente carecen de ellas y no están protegidos en un aspecto que se ha demostrado cada vez nos afecta más a todos.

Para ello lo que promulga esta ley es la creación de condiciones para que los productos se puedan desarrollar y fabricar con las mejores especificaciones de hardware y software en lo referente a la ciberseguridad. De esta forma se quiere garantizar que los productos lleguen al mercado con menos vulnerabilidades, lo que implicará mayores controles frente a muchas amenazas que hoy en día no tienen protección habitualmente. Pero sobre todo servirá de toque de atención para los fabricantes.

Ya que la Unión Europea dice literalmente que los “fabricantes se tomen en serio la seguridad a lo largo del ciclo de vida de un producto. Por tanto es de esperar que con estas nuevas leyes las actualizaciones de seguridad de nuestros dispositivos, no solo de smartphones, sino también del Internet de las Cosas, cuenten con más y mejores actualizaciones de seguridad, a la vez que se mejora la información que reciben los consumidores para conocer si el producto que están comprando será lo suficientemente seguro.

SEGURO QUE TE INTERESA:

SharkBot, el malware que roba tus credenciales está de vuelta en Google Play

TecnoXplora » Apps

Publicidad