Queramos o no, las mascarillas se han convertido ya en compañeras inseparables de nuestras vidas. Estas son necesarias para evitar una nueva expansión descontrolada del COVID-19 y su uso es obligatorio en la actualidad. Por tanto es algo con lo que tenemos que convivir. Para ello lo que debemos hacer es concienciarnos de su uso a diario, y muy importante, de su reemplazo en los plazos que son seguros para que sigan manteniendo la efectividad con la que han sido diseñadas. Para ello existe una app que nos permite conocer cuándo es necesario cambiar de mascarilla para que estemos plenamente protegidos.

Una sencilla app para recordarlo

Hoy nos hemos fijado en una app en la Play Store de Google que nos permite conocer en todo momento si debemos cambiarnos de mascarilla por una nueva o no. Para ello tenemos que descargar la app llamada Mask Reminder desde la tienda de Google. Esta se instala en segundos en nuestro móvil, y gracias a ella podemos contar con un recordatorio de cuándo deberíamos cambiarla por otra nueva. Para ello cuando abrimos la app debemos elegir qué tipo de mascarilla llevamos en ese momento. Tenemos dos opciones, las de filtración, como son las N95, N100, FFP2 o FFp3 o bien si se trata de una mascarilla estándar, de las que conocemos como quirúrgicas.

Mask Reminder | Tecnoxplora

Una vez que elegimos el tipo de mascarilla se abre una nueva pantalla con una cuenta atrás, en la que pone las horas que podemos llevar esta mascarilla de forma segura. Si somos muy aplicados, podemos pausar la cuenta atrás cuando no estemos utilizando la mascarilla en una situación sensible de contraer el virus, lo que podría alargar la vida útil de la mascarilla. Lo más interesante de la app, y la razón por la que verdaderamente es útil, es que cuando se pasa el tiempo establecido como seguro para su utilización recibimos una notificación en la que nos pide que cambiemos de mascarilla, para mantener así la máxima eficacia en su funcionamiento.

Como veis no es una app muy sofisticada, pero hace lo que esperamos de ella, recordarnos que cambiemos de mascarilla cuando sea necesario. Y algo así de simple puede ser muy útil si cogemos el hábito de utilizar la app e iniciar la cuenta atrás cada vez que estrenamos una nueva mascarilla. Si nos acostumbramos a ello lo más seguro es que creemos el hábito de cambiar de mascarilla cada cierto tiempo para que su utilización sea más segura. Una forma sencilla de adoptar unos hábitos saludables frente al COVID-19 y su expansión.

Porque puede que una simple app que te recuerda cuando tu mascarilla deja de ser segura es lo único necesario para tomarse más en serio el cambio de esta por otra nueva. Aunque el coste de una mascarilla quirúrgica es bastante bajo, si multiplicamos este por el gasto diario que debemos hacer de ellas y lo multiplicamos por los miembros de una familia media, el coste mensual puede irse perfectamente hasta los 100 euros. Así que ya que las utilizamos, que lo hagamos bien y de la manera más segura.